Investigarán los bienes y a los testaferros del narco

La Policía Federal del Brasil anunció una probable incursión en Paraguay en busca de los bienes y los testaferros del poderoso narcotraficante Luis Carlos Da Rocha, alias Cabeza Branca, quien era el más buscado de Sudamérica hasta que cayó la semana pasada. La fiscalía de nuestro país maneja algunos nombres sospechosos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XJQJDWEJAVBGZBEUC4ADYC6OGA.jpg

El brasileño Luis Carlos Da Rocha, alias Cabeza Branca, estuvo prófugo por más de 30 años, hasta que finalmente fue detenido el 1 de julio pasado en una megaoperación de la Policía Federal, en la ciudad de Londrina, estado de Paraná, cuando fue detectado “inocentemente” haciendo compras en una panadería.

Cabeza Branca era considerado el narco más importante de Sudamérica, teniendo en cuenta que su organización compraba cocaína de Colombia, Perú o Bolivia, y que utilizaba para el transporte de la droga el espacio aéreo de Venezuela, así como las principales rutas terrestres de Brasil y Paraguay para entregar sus cargamentos.

En Paraguay, con los famosos carteles

En nuestro país, por ejemplo, tiene una orden de captura por lavado de dinero, dictada por el juez Óscar Delgado, según datos que maneja el departamento Interpol de la policía.

Sin embargo, en Brasil tiene numerosas causas con sentencias acumulables de hasta 50 años de encierro.

El narco Cabeza Branca saltó a la fama en Paraguay con los recordados carteles gigantes colocados por la Senad hace una década en casi todas las rutas nacionales.

Aquellas gigantografías incluía la fotos de Fahd Yamil Georges, conocido como El Padrino, quien actualmente vive en Ponta Porã, al otro lado de Pedro Juan Caballero y aparentemente ya “retirado” del mundo del hampa. También aparecía la imagen de Erineu Domingo Soligo, alias Pingo, un pez gordo detenido el 3 de julio de 2010 en una estancia de Capitán Bado y extraditado a su país siete meses después, para cumplir una sentencia de 40 años de prisión por tráfico de drogas.

Otro fugitivo de la época era Jarvis Chimenes Pavão, apresado en Yby Yaú, el 27 de diciembre de 2009. En diciembre de este año, Jarvis cumple su condena de ocho años en Paraguay y debe ser extraditado al Brasil.

La última foto del cartel era justamente la de Cabeza Branca, cuyo rostro lucía mucho más viejo de su actual fisonomía, que fue modificada gracias a varias cirugías estéticas practicadas precisamente para cambiar de apariencia y despistar a las autoridades.

Estancias, aviones y surtidores

Entre los bienes de Cabeza Branca en Paraguay figuran estancias, aviones y surtidores. También se le atribuyen la propiedad sobre miles de cabezas de ganado y lujosas residencias.

Según se comentó por mucho tiempo, Luis Carlos Da Rocha residió varios años en Puerto Antequera, departamento de San Pedro, aunque también se movilizaba frecuentemente en Capitán Bado, departamento de Amambay.

La fiscalía maneja ya algunos nombres de los principales testaferros de Cabeza Branca, es decir, de las personas que administran los bienes que el poderoso narco adquirió en nuestro país.

En esa lista, figuran incluso conocidos políticos, algunos de ellos ya varias veces mencionados por los medios de comunicación. Seguramente, la primera misión de la Policía Federal en Paraguay será comprobar estos nexos.

ileguizamon@abc.com.py