Justicia para pobres

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Luis María Benítez Riera, ordenó la auditoría de la segunda etapa del proceso seguido a una docente y operadora política de Limpio que en un accidente de tránsito mató a un niño de seis años y dejó postrada a su hermanita de 10 años y mutilada a la madre de ambos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/KCBAHI3HHZBINEXBTLHFSHFVOU.jpg

La determinación fue asumida por Benítez Riera también en su carácter de titular del Consejo de Superintendencia de la máxima instancia judicial del país.

Tiene que ver con el sugestivo fallo del juez Julio César Fernández, quien en una audiencia preliminar condenó a dos años de cárcel a la docente y operadora política liberal Gladys Jorgelina Vargas de González, en aquel entonces de 46 años de edad, por un accidente de tránsito ocurrido el 11 de junio de 2015, en Limpio.

Esta última es una militante del PLRA, que llegó a ser candidata a concejal de Limpio por el movimiento de los hermanos Gómez Verlangieri.

La mujer, sin embargo, fue beneficiada con la suspensión de la ejecución de la condena a prueba, es decir, que no va a pisar la cárcel.

El trágico accidente 

El lamentable suceso se produjo a las 07:30 aproximadamente sobre la avenida Padre Emilio Montiel, en la zona del barrio 15 de Agosto de la compañía Piquete Cue de Limpio.

Sucedió cuando la señora Zulma Concepción Sosa Martínez, en aquel entonces de 29 años, llevaba a la escuela a sus hijos Shirley Sofía Guadalupe Sosa, de 10 años, y Édgar Elías Molinas Sosa, de 6 años.

Aunque la acción de Zulma fue imprudente, ya que transportaba en una motocicleta y bajo la lluvia a sus dos hijos, el accidente habría sido desencadenado por el vehículo manejado por la docente, que invadió el carril contrario a raíz de la pista mojada, según había declarado a la Policía un testigo del choque.

A consecuencia del impacto perdió la vida el niño de seis años y su hermanita de 10 quedó gravemente herida. De hecho, la menor actualmente está postrada, en cama, debido a aquel choque.

Luego también de varios meses de recuperación, la mamá de los niños al menos quedó fuera de peligro, pero sufrió la amputación de su pierna izquierda, por lo que tampoco pudo retomar su vida laboral y vive de la caridad de su familia y vecinos.

Una batalla larga, inútil y dolorosa 

A casi dos años de aquel accidente que le cambió la vida a la familia de Zulma, ella no se cansa de batallar para conseguir justicia, la que al parecer en Paraguay sigue siendo una materia pendiente para los pobres.

En reclamo de una compensación, la mujer mutilada tocó varias puertas, sin ser escuchada, por lo que en marzo de este año asumió la determinación de encadenarse a la Palacio de Justicia de Luque, precisamente en busca de justicia, aunque suene irónico.

Pero el hecho que llenó a la desesperada madre fue la condena irrisoria que le impusieron a la docente que las atropelló, pese a que el fiscal Benjamín Maricevich pidió cuatro años de cárcel para la conductora involucrada.

“Yo hice todo lo que pude. No fui el fiscal titular, yo seguí el caso. Las pruebas no fueron muy contundentes. Yo pedí cuatro años de prisión para la victimaria, alegando el fallecimiento del hijo de Zulma Sosa. Fue el resultado directo de un accidente de tránsito provocado por esta señora (por la docente). La justicia ya hizo su parte y lastimosamente se mediatizan mucho estas cosas y es lamentable. La defensa atacó mucho la condición en que viajaba Zulma en la moto, sin casco y con dos criaturas. Hay toda una historia detrás que analizar; si bien ella reconoce esa falla, hubo un homicidio culposo”, declaró el fiscal Maricevich.

Por fin fue escuchada

Con el revés judicial, que sin embargo favoreció a la operadora liberal, la mamá de los niños de nuevo se encadenó, pero esta vez al Palacio de Justicia de Asunción. Solo así pudo ser al menos escuchada y ya no ignorada por las autoridades, como sí lo hicieron durante todo este tiempo desde que pasó la tragedia. Con la auditoría ordenada por la Corte hay al menos esperanza de que sí se haga justicia.

ileguizamon@abc.com.py