La muerte de Pablo Medina no puede quedar impune

Ayer se cumplió un mes del sonado crimen en el que perdió la vida el corresponsal de ABC Color en Curuguaty, Pablo Medina Velázquez (53), en un atentado perpetrado en Villa Ygatimí y en el que también murió su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro (19). Hasta ahora, la Policía y la Fiscalía al menos ya identificaron y procesaron al autor moral, Vilmar “Neneco” Acosta Marques; a los autores materiales Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros, y al cómplice de estos, Arnaldo Javier Cabrera López. Sin embargo, muy poco se sabe del paradero de los sospechosos. Al parecer, de a poco el crimen organizado va recomponiéndose en la zona del atentado, en coincidencia con una disminución del ritmo de la búsqueda de los responsables.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/2KFX4GNZFRAH3GDBK3LGJHPKCA.jpg

Jueves 16 de octubre:

El periodista de ABC Color Pablo Medina Velázquez (53) y su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro (19) mueren asesinados a tiros por los sicarios Wilson Acosta Marques (43) y Flavio Acosta Riveros (29), en una emboscada en un camino rural de la colonia Itanaramí, distrito de Villa Ygatimí.

Viernes 17 de octubre:

Los restos del corresponsal de ABC Color son velados inicialmente en su casa de Curuguaty, después en el cuartel de bomberos de su comunidad, donde era voluntario, y finalmente lo llevan en medio de una concurrida caravana hasta la casa de sus padres, en Capiibary, ciudad en la cual descansa en paz.

Sábado 18 de octubre:

La Policía y la Fiscalía sitian la ciudad de Ypejhú, a 90 kilómetros de Curuguaty, donde catean la casa del autor moral del crimen, el entonces intendente Vilmar Acosta Marques (ANR). También revisan la vivienda de sus padres, hermanos, la estancia “Dos Naciones” de la familia y hasta la sede de la municipalidad.

Martes 21 de octubre:

El gobernador de Canindeyú, Alfonso Noria Duarte (ANR), apresuradamente organiza un mitin político en Curuguaty supuestamente para repudiar la violencia, pero al final obliga a sus seguidores a respaldar a los protectores de los asesinos de Pablo, encabezados por la diputada María Cristina Villalba (ANR).

Miércoles 22 de octubre:

Solo 24 horas después de que la cúpula colorada de Canindeyú negara a muerte la injerencia de la narcopolítica en la región y defendiera al intendente prófugo Vilmar Acosta Marques, la Policía halla el principal centro de producción y acopio de marihuana de la red de “Neneco”, en su estancia de Ypejhú.

Viernes 24 de octubre:

Toda la ciudad de Villa Ygatimí y la población de Capiibary, escenario de la muerte de Pablo Medina y la zona donde reposan sus restos, respectivamente, organizan movilizaciones pacíficas en las que resaltan la honestidad del comunicador y exigen al Gobierno que castigue a los culpables.

Miércoles 29 de octubre:

La Policía y la Fiscalía presentan en Curuguaty un informe conclusivo preliminar sobre la investigación, en el cual sindican como autor intelectual a Vilmar “Neneco” Acosta Marques y como autores materiales a Wilson Acosta Marques y Flavio Acosta Riveros. Como cómplice aparece Arnaldo Javier Cabrera López.

Viernes 31 de octubre:

En una movilización con un claro tinte político y en respuesta al mitin organizado por la Gobernación de Canindeyú para defender a la diputada María Cristina Villalba, un grupo de congresistas liberales acusan en Curuguaty a los colorados de apañar y esconder a los asesinos del periodista de ABC Color.

Domingo 2 de noviembre:

Informes de inteligencia a los que accede la Policía dan cuenta de que las facciones criminales fronterizas perjudicadas por los operativos del Gobierno ofrecen hasta 200.000 dólares por la cabeza del autor intelectual del asesinato de Pablo Medina, Vilmar “Neneco” Acosta Marques.

Lunes 3 de noviembre:

La fiscala Sandra Quiñónez toma declaración en la sede del Congreso a la diputada colorada por Canindeyú María Cristina Villalba (ANR), sospechosa de proteger a la red de narcos responsable de la muerte del corresponsal de ABC Color, y cae en varias contradicciones en relación a su versión inicial.

Jueves 6 de noviembre:

Los fiscales Sandra Quiñónez y Lorenzo Lezcano presentan ante el Juzgado de Curuguaty el pedido de captura internacional de los cuatro imputados por el doble homicidio, Vilmar Acosta Marques, Wilson Acosta Marques, Flavio Acosta Riveros y Arnaldo Javier Cabrera López.

Viernes 7 de noviembre:

El capanga más sanguinario y hombre de confianza del prófugo Vilmar Acosta Marques, Benigno Rodríguez alias “Benigno Hû”, cae preso en un operativo en Ypejhú. La Policía lo señala como uno de los que ayudó a “Neneco” a escaparse de la justicia y cruzar al Brasil.

Lunes 10 de noviembre:

El presidente de la Junta Municipal de Ypejhú, Emigdio Morel Verón (ANR), es elegido por sus colegas concejales como nuevo intendente de la ciudad, en remplazo del prófugo Vilmar “Neneco” Acosta Marques, quien se presume permanece oculto en Sete Quedas, Brasil, donde hasta renovó su lincencia de conducir.

Jueves 13 de noviembre:

La Policía desmantela otro campamento narco del “clan” Acosta Marques a orillas del río Aparay de Ypejhú, a 5.000 metros de la estancia “Dos Naciones”, donde también se habían incautado tres toneladas de marihuana de la cuadrilla responsable del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada.

ileguizamon@abc.com.py