La verdad verdadera o la verdad política

A un año de la grave crisis política por la cual atravesó el país, primero por el intento de violación de la Constitución Nacional, que derivó en el ataque y la quema del Congreso, y segundo por el asalto de la Policía Nacional a la sede del PLRA, que terminó con la muerte del joven dirigente liberal Rodrigo Quinta Arrúa, particularmente creo que la verdad verdadera de todo lo que pasó aún está lejos de ser descubierta o de ser difundida.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/GRYAIDR3DNE4BLZOPVO7R4L6AU.jpg

La supuesta investigación de la Fiscalía se emputeció hace rato (perdón por el término utilizado). Cada uno trata de llevar agua a su molino. Por un lado, los liberales con justa razón reclaman justicia para Rodrigo y castigo para los responsables.

En contrapartida nunca fueron del todo claros en algunos aspectos, como en la difusión de los vídeos originales de las cámaras de seguridad que grabaron íntegramente el ataque a su local.

Si querían enseñar al país la verdad de lo que pasó aquella madrugada del 1 de abril de 2017, ¿por qué editaron los videos y mostraron solo lo que les convenía?

Por el otro lado, el gobierno de Horacio Cartes y, especialmente sus allegados civiles, siguen intentando echar la culpa de la muerte de Rodrigo a una sola persona, que en este caso es un suboficial de Policía con la graduación más baja que hay y que es el único encarcelado, de momento.

Si el oficialismo en realidad tiene intenciones de aclarar lo ocurrido, nunca siquiera hubiese maniobrado como lo hizo para tratar de avasallar la Constitución Nacional y tampoco debería encubrir a quienes lo está haciendo.

Es cierto, hay una responsabilidad penal individual que necesariamente deberá caer sobre el policía que disparó. Pero primero se debe saber bien quién fue ese agente.

Pero también es cierto que hubo una cadena de eventos que precedieron a aquella tragedia en el local del Partido Liberal Radical Auténtico y que, evidentemente, alguien o algunos miembros del Gobierno iban dirigiendo y monitoreando.

Es imperante que los investigadores busquen la verdad verdadera del #31M y no la verdad política que más convenga.

ileguizamon@abc.com.py