Ministros valientes en la Corte Suprema

Arrancan hoy las audiencias públicas para cargos que dejaron vacantes en la Corte Suprema de Justicia Alicia Pucheta y Miguel Óscar Bajac.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MFDZKABBQZDP7CKV6WL37FCXDU.jpg

Alicia Pucheta dejó la carrera judicial para ser la primera vicepresidenta de la República y con aspiraciones de ser la pionera en llegar a Jefa de Estado en Paraguay, pero el objetivo se truncó con el rechazo de la renuncia de Horacio Cartes por parte de la Cámara de Senadores.

Bajac cumplió 75 años el pasado sábado, edad límite para ocupar un cargo en la magistratura.

¿Cuál es el perfil de los ministros que se buscará elegir? Es la pregunta que se les hace a los miembros del Consejo de la Magistratura y que tiene respuestas ambiguas.

PUBLICIDAD

Dicen que Mario Abdo Benítez bajó la línea en el sentido de que deben ser doctores en Derecho que no formen parte del actual Poder Judicial; de esa forma daría una imagen de renovación.

Por otra parte, están los políticos que defienden el oprobioso pacto de gobernabilidad, de triste vigencia. Es decir que a un colorado lo debe reemplazar otro colorado (Pucheta), y a un liberal otro del mismo partido (Bajac).

Lo que en realidad la Justicia necesita son magistrados valientes para hacer frente a esta intervención política que viene desde la dictadura y que, con el devenir de la democracia, adquirió un nuevo rostro, pero para siempre manejar, en forma sutil, el poder judicial desde los poderes legislativo y ejecutivo.

Manejar la Justicia es sinónimo de impunidad y vaya que muchos políticos la necesitan.

Para hacer frente a esta situación se precisa de la valentía del elegido, es decir, un ministro que ponga en evidencia a los colegas que quieran hacer mal las cosas, que dé el ejemplo a los jueces inferiores y que sea consciente de que estará siempre al filo de la navaja por tomar una posición intransigente a favor de la Justicia.

Si se logra un ministro con esa característica, habría que adosarle la sabiduría para dictar una sentencia justa y la honestidad para rechazar las tentaciones del dinero y de otra índole. Ese debería ser el perfil del ministro a elegir y este podría ser el momento justo con los ejemplos que nos regalan las Justicias de Brasil y Argentina.

ocaceres@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD