Paraguay, “puente” perfecto para el tráfico de drogas

Paraguay se convirtió en los últimos meses en el “puente” preferido de organizaciones internacionales de tráfico de drogas, que principalmente desde los puertos privados de nuestro país envían grandes cantidades de cocaína, especialmente a Europa y África, aprovechando los casi nulos controles. Sin embargo, las últimas requisas debilitaron los sistemas de las bandas, que ahora deberán replantear sus métodos para “exportar” los cargamentos.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/UDOXHBUB7BGKDP26LDGDL4TYCE.jpg

Esta vez, la gavilla “afectada” es la que supuestamente dirige Martín Stanley Báez (36), cabeza visible de la empresa “Stanley Import-Export”, que ya fue involucrada con el decomiso de un cargamento de drogas en África.

El procedimiento fue ejecutado principalmente por efectivos de la Unidad de Investigación Sensible (SIU) de la Policía y funcionarios de la Coordinación Administrativa de Investigación Aduanera (Caia), quienes detectaron un contenedor sospechoso de 20 pies. Después llegaron también agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

El contenedor fue clasificado con el perfil de alto riesgo luego de que se comprobara que no estaba registrado a nombre de ninguna empresa marítima que opera en el puerto ni tampoco le correspondía el número de serie. Además, en la puerta del contenedor había una extraña escritura que aparentemente era una seña de identificación para las personas que debían recibir la carga, en un puerto de Italia donde opera la firma “La Mercantile Sas Di Dotti Daniele & C.”.

Los intervinientes abrieron el contenedor y hallaron un lote de 10 palets de madera, que a su vez contenían 1.103 metros cúbicos de tablitas de curupay. Dentro de casa tablita había dos panes de cocaína prensada. En total, fueron encontrados 764 panes de unos 450 gramos cada uno.

En el lugar, fue arrestado el auxiliar despachante Rubén Darío Téllez Martínez (27), pero a la noche se entregaron en la Senad el principal sospechoso, Martín Stanley Báez, y otro auxiliar despachante, Carlos Quinto Goiburú.

Las constantes requisas de importantes cargamentos de drogas obligarán ahora a las bandas a reorganizar sus envíos, ya que aparentemente el sistema de “exportación” vía puertos privados será cada vez más vigilado y riesgoso.

20 días antes

Solo 20 días antes del decomiso en el puerto privado Caacupemí, el 2 de agosto de pasado, fue decomisado en Minga Guazú, Alto Paraná, un cargamento de 359,291 kilogramos de cocaína proveniente de Bolivia, que estaba dentro de un camión de cargas estacionado en un taller mecánico del kilómetro 14,500 de la Ruta VII. En la operación de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) también fueron capturados Gilberto Domínguez y Celestino Godoy Sanabria, quienes estaban a cargo de la mercancía. Se sospecha que el polvo blanco pertenece a la organización del narco Tomás Rojas Cañete, alias “Toma’i”, actualmente preso. Aparentemente, la mercancía debía ser cargada en camionetas para ser trasladada en varios viajes hacia el lado brasileño.

Mimetizada entre carne

El 18 de mayo de 2012, fueron incautados 421 kilos de cocaína en Asunción. Efectivos de la Unidad de Investigación Sensible (SIU) de la Policía atraparon en horas de la tarde al colombiano Ulises Peñaloza Llinas, en Villa Morra, y encontraron en una camioneta 16 panes del polvo blanco. A la noche, fue allanada la residencia que alquilaba en la calle Padre José González N° 1933 casi Genaro Romero, barrio Santísima Trinidad, en la zona del IPS. Allí cayó Fernando Stimac Jaen, venezolano nacionalizado español, y fueron detectados otros 260 panes ocultos en un doble fondo que estaba entre el cielorraso y el placar de una de las habitaciones. Ambos eran representantes de la empresa “Conagra Meat & Poultry SA”, a través de la cual supuestamente pensaban enviar la droga a Europa, mimetizada entre carne.

En Chirigüelo

El 12 de abril de 2012, cayeron más de 100 kilos de cocaína en la localidad de Chirigüelo, a unos 15 kilómetros de Pedro Juan Caballero. La droga, oculta en un tambor de plástico, era transportada en una camioneta manejada por Walter Rodrigo Arévalos, hermano del miembro del Primer Comando da Capital (PCC) William Elisandro Arévalos. El detenido declaró ante la prensa que en realidad transportaba 400 kilos de la droga y que los agentes de la comisaría 9ª local se quedaron con más de 300 kilos. Tras este procedimiento, la mencionada unidad fue desmantelada por la cúpula.

Marcelino Colmán

El 26 de octubre de 2011, fue detenido Marcelino Amado Colmán Villetti, uno de los supuestos jefes narcos más poderosos de Pedro Juan Caballero y exmiembro del clan liderado por el conocido capo de la frontera Fahd Jamil. Colmán Villetti fue arrestado por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), en una pista clandestina en el límite de su estancia de Bella Vista Norte, Amambay. El traficante cayó cuando recibía una carga de 390 kilos de cocaína transportada en una avioneta con matrícula boliviana. Durante el operativo también fue capturado otro presunto narco, Nery Pinazo Ricardi, quien ya había sido detenido tres meses antes en la misma zona y con 750 kilos de marihuana prensada, pero que gozaba de una medida sustitutiva de prisión. Igualmente, cayeron cuatro peones del establecimiento.

Cargamento récord

El 31 de mayo de 2011, agentes de la Unidad de Investigación Sensible (SIU) de la Policía decomisaron un cargamento récord de 875,575 kilogramos de cocaína, que iba a ser enviado mimetizado en bolsas de arroz a Mozambique y luego redistribuido principalmente en el mercado de consumo de Sudáfrica, Europa y Asia. La mercancía, embarcada en Ciudad del Este, fue descubierta en un contenedor en el puerto privado Fénix de Asunción. El supuesto dueño de la droga, valuada en US$ 150.000 el kilo, es el “despachante” Ángel Tomás Aguayo Saldívar, que precisamente ya había perdido en España una carga similar embarcada con maderas de palo santo. La banda aparentemente operaba con a través de una agencia denominada “Sole”, que supuestamente funciona en Capiatá.

Megaoperativo

El 6 de mayo de 2011, agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) atraparon un cargamento de 370 kilos de cocaína y dos camionetas, cuando la droga fue descargada de una avioneta en una pista de la estancia “San José’i” de la colonia San Alfredo de Concepción, donde fue detenido un peón que recibió la mercancía. Simultáneamente, otro grupo secuestró siete avionetas y tres camionetas en un hangar de San Juan Bautista, Misiones, donde cayó el conocido piloto Carlos Antonio Viveros López. Además fueron apresados Miguel Ángel Cortessi Penzzi, José Manuel Martínez Vivero, Carlos Antonio González López y Rubén Granados Medina. La lista sigue con el argentino Ariel Eduardo Robles Maldonado y el chileno Carlos Fernando Cifuentes Wieler.

Político colorado

El 16 de febrero de 2011, efectivos del departamento Antinarcóticos de la Policía agarraron 168 kilos de cocaína, minutos después de ser descargado de una avioneta en el establecimiento ganadero “Kagatã”, distante a 20 kilómetros al norte Yby Yaú, departamento de Concepción. La hacienda estaba alquilada por Eladio Ramón Morel Florenciano, un político colorado, candidato a presidente de seccional por el movimiento Esperanza Colorada que lidera Javier Zacarías Irún. Durante la operación también se incautó una camioneta Mitsubishi L-200 utilizada para transportar la droga y cuyos ocupantes escaparon hacia un monte aledaño a bordo de otro vehículo, escoltados por varios motociclistas. Solo un peón fue arrestado.