“Polibandi” comandó varios asaltos millonarios

La captura en Yby Yaú del suboficial 2º de Policía Carlos Florenciano Vega (31), por un millonario asalto en un banco capitalino perteneciente al presidente de la República Horacio Cartes, podría conducir al esclarecimiento de varios otros atracos presuntamente perpetrados por la banda del “polibandi”, quien seguía trabajando en una comisaría de Limpio pese a haber abandonado recientemente la cárcel de Emboscada, justamente por un robo a mano armada.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/3IKUFNYKXZGEROZ2FSGYJ3VEDE.jpg

El suboficial Carlos Florenciano Vega fue arrestado el jueves último en la ciudad de Yby Yaú, departamento de Concepción, en una operación de agentes de la sección Robos y Hurtos del departamento Investigación de Delitos.

Los uniformados se trasladaron desde Asunción hasta la zona norte del país luego de localizar el paradero del “polibandi”, quien fue reducido cuando se desplazaba en un automóvil Fiat Uno negro robado.

Los investigadores venían siguiendo a Carlos Florenciano Vega desde el 22 de agosto pasado, cuando lideró el robo de G. 27 millones en un asalto en el estacionamiento del banco Amambay, propiedad del presidente de la República, Horacio Cartes, en la calle Dr. López Moreira casi avenida Aviadores del Chaco de Asunción.

Las víctimas del ilícito -el contratista Celestino Ramón Cabañas Galeano (44) y el electricista Sergio Ariel Ortellado Ocampo (33)- fueron atacadas justo antes de abordar su vehículo, luego de retirar el dinero de la citada entidad bancaria.

El atraco fue repelido inicialmente por un guardia de seguridad privada, quien se enfrentó a tiros con los dos maleantes que bajaron de una motocicleta. El custodio, de hecho, llegó a herir en el muslo a uno de ellos, quien resultó ser el policía Carlos Florenciano Vega, pero después se le trabó su arma. Sin embargo, en medio de la refriega aparecieron dos policías que vigilaban el cuadrante, suboficiales segundos Diego Verón Montes y Aldo Osmar Ortiz Sánchez. Este último también fue baleado en la pierna, presuntamente por el cómplice del “polibandi”, el exconvicto Roque Saúl Cabrera Franco (19), ahora también detenido.

Secuestro

Pese al intenso tiroteo, los dos delincuentes huyeron con el botín, pero tuvieron que dejar abandonada la motocicleta en la que actuaron. Entonces, uno de los criminales, en este caso el policía Carlos Florenciano Vega, secuestró a Teófilo Alfredo Maldonado Ruiz (43), quien en ese momento se disponía a estacionar una camioneta Nissan Frontier de su patrón.

En su denuncia, el rehén manifestó que el policía lo obligó a conducir hasta la zona de la avenida Artigas casi Lombardo, donde bajó y tomó un taxi. Maldonado Ruiz indicó que en todo momento el “polibandi” habló por celular con su cómplice para acordar el punto del encuentro para la repartija del botín.

Seguimiento

Tras la materialización del robo, la Policía comenzó a rastrear al dueño de la motocicleta abandonada por los dos maleantes, hasta que localizaron y detuvieron a Agustín Heriberto Collante (26) y David Milán Sosa Martínez (28), quienes contaron que el policía Carlos Florenciano Vega había prestado el biciclo, pero que hasta ese momento no lo había devuelto.

Con estos indicios, los investigadores fueron a buscar al suboficial a la unidad donde prestaba servicios, la comisaría 47ª Central de Villa Madrid, Limpio, donde el agente ya no se había presentado para tomar su guardia, por lo que se lo consideró oficialmente prófugo.

Pero la prueba más contundente contra el efectivo fue el resultado de una pericia practicada a la camioneta que secuestró el agente para su fuga y por la cual quedaron sus huellas dactilares.

Finalmente, con su detención y confesión en Yby Yaú, para la Policía el caso del asalto en el banco del presidente de la República prácticamente quedó aclarado.

ileguizamon@abc.com.py