Padres ausentes ante las tecnologías

A medida que avanza el uso de las tecnologías, los niños y adolescentes están cada vez más expuestos a sufrir las consecuencias de su mal manejo. Christian Alvarenga, director de Protección Online, alerta sobre la ausencia de la mayoría de los padres en este espacio, principalmente debido a que no dimensionan los peligros existentes en él.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/I34I4RTUDVAXRPNXSXG2URL5LY.jpg

Ciberacoso, perfiles falsos, sexting, grooming, virus, ciberestafas y robo de información son solo algunos de los peligros existentes en el mundo online y que deben ser considerados muy seriamente.

“Despertando esa curiosidad de papá tecnólogo, me puse a investigar sobre el tema y me di cuenta de que existe un vacío bastante pronunciado sobre estos problemas que enfrentan día a día los niños y adolescentes. Así, creamos Protección Online, lanzamos un libro “Nuestro hijos digitales, perdiendo el control”, y ofrecemos periódicamente charlas, gracias a las cuales fuimos conociendo la realidad de nuestro entorno”, explica Christian Alvarenga, director del Instituto de Diseño y Tecnología (IDT) y del sitio web Protección Online, que organiza para este sábado, 3 de noviembre, una conferencia denominada “Hijos digitales“, en el Hotel Villa Morra Suites, donde participarán fiscales, sociólogos y referentes en el ámbito de protección y el uso adecuado de las nuevas tecnologías.

En ese sentido, destaca que el libro ya fue declarado de interés educativo por el Ministerio de Educación, e inclusive ya se recomienda su utilización en todos los niveles educativos.

Alvarenga apunta que el Estado aún está muy lejos de ofrecer soluciones ante el mal manejo de las tecnologías. “Es por eso que nosotros estamos iniciando un trabajo evangelizador sobre este tema, primero en la conciencia de los padres y luego en la de los educadores.

Sin embargo, la respuesta de los primeros aún es fría. Nos damos cuenta de esto por las charlas que ofrecemos en los colegios, donde los alumnos y educadores tienen interés especial en el tema, mientras que los padres siguen sin reaccionar, quizás por una cuestión de desconocimiento”.

Alvarenga asegura que ese desinterés de los padres es bastante negligente y que, por lo mismo, los chicos son más vulnerables. Actualmente no existe una política de educación, de formación o de concienciación sobre la cuestión, indica. “En los colegios, los docentes son quienes están palpando el mal uso de la tecnología que prolifera entre los niños y jóvenes, incluso antes que los padres. La informática y la tecnología en sí es una herramienta, y son los padres los que dan acceso a esas herramientas a los chicos, que de acuerdo a cómo se lo utilice puede dar resultados positivos o negativos”, destaca.

Alvarenga indica que incluso esta situación ya trascendió la barrera del nivel económico, porque las tecnologías se están abaratando cada vez más. Y cita como ejemplo que un adolescente puede sufrir acosos por mensajes de texto sin necesidad de tener una línea full conectada a internet. “Lo que más hacen los chicos es filmarse, sacarse fotos atrevidas e insultarse con mensajes”, apunta. Para el futuro, Alvarenga se muestra optimista ante los indicios de interés por el tema por parte de las autoridades educativas; sin embargo, subraya que ese interés a priori debe venir de los padres

Jóvenes, adolescentes y niños hacen hoy uso de la tecnología, hecho que los expone a algunos riesgos, muchas veces desconocidos o ignorados por los adultos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD