Gaga brilla

Ha nacido una estrella, la película protagonizada por Lady Gaga y Bradley Cooper, fue una de las favoritas en los premios Globos de Oro. Pero se conformó con la estatuilla de la mejor canción original: Shallow. En su desfile por la red carpet, y dejando atrás los polémicos vestidos de carne y otros, Gaga brilló con un traje de Valentino que escondía un homenaje.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WUH4IUJSAZGEPI7H75R6HIJPOI.jpg

“Dime algo, muchacha, ¿eres feliz en este mundo moderno o necesitas más? ¿Hay algo más que estés buscando?”, dice la traducción de la primera frase de la música Shallow, interpretada por Gaga y Bradley Cooper en la película Ha nacido una estrella. La composición, cuyos autores son, además de la actriz y cantante, Mark Ronson, Anthony Rossomando y Andrew Wyatt, se llevó la estatuilla a mejor canción original.

Pierpaolo Piccioli, diseñador de la casa Valentino, fue el encargado de crear el vestido de alta costura que Lady Gaga lució esa noche, dejando atrás los polémicos trajes de carne y otros materiales exóticos. El vestido violeta claro o lavanda fue un homenaje a Judy Garland, quien fue la intérprete original de la película estrenada en los años 50, y cuya remake protagoniza la hoy cantante y actriz norteamericana.

El estilo abullonado y voluminoso fue inspirado en el atuendo que Garland había lucido en la gala de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFP) en 1954. La versión de Gaga destacó por un escote palabra de honor y una capa tipo chal bastante voluminosa. Los complementos fueron diamantes de Tiffany & Co y un peinado recogido terminado en un moño alto azul pastel, que hacía juego con el color de su melena. En cuanto al maquillaje, se destacó el sombreado esfumado y los labios en tono natural.

PUBLICIDAD

Según reportó la agencia EFE, estos Globos de Oro, unos galardones que organiza la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), fueron los primeros tras la histórica edición del 2018, en la que, prácticamente, toda la comunidad del cine y la televisión se vistió de negro para denunciar el acoso sexual a las mujeres. En esta ocasión, aunque artistas como Rachel Brosnahan vistieron pulseras en homenaje al movimiento feminista Time’s Up, Hollywood dejó de lado el negro, y se dejó llevar por los brillos y remates metálicos.

Con información de la agencia EFE

Texto mescurra@abc.com.py 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD