Grandes mentiras de la historia paraguaya

Vas a sentir decepción y que perdés la inocencia, pero el primer ferrocarril no lo tuvo Paraguay ni la primera bandera fue inspirada en el regalo de Juana María de Lara a los próceres, luego de la independencia. En los colegios se enseña a estudiar historia memorizando todo lo que dice el libro y no se instruye al alumno a analizar los hechos, sacar conclusiones propias al respecto e informarse. ¿Serán ciertos los acontecimientos narrados?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SGLWXNUJCZCFFKLEBKPVEDRSMQ.jpg

En muchos libros de historia del Paraguay figuran acontecimientos llevados a cabo por el hombre que al estudiarlos carecen de coherencia. A todos nos contaron que la inicial insignia nacional fue inspirada en los claveles rojos, rosas rojas y azucenas azules que entregó Juana María de Lara a los próceres de la Independencia. La primera bandera fue de color azul y las azucenas no florecen en mayo.

¿Quién no se creyó el cuentito de que el Paraguay tuvo el primer ferrocarril en Sudamérica y salió orgulloso de una clase de historia luego de leer esa hermosa poesía? Guyana ya conocía ese medio de transporte en el año 1848 y Perú inauguró su primer tramo ferroviario en 1851. El Paraguay, por su parte, dio lugar a esta máquina recién en 1861.

El tan conmovedor cuento de que Pedro Juan Caballero en el lecho de su muerte escribió con su sangre: “Sé que el suicidio va contra las leyes de Dios y el hombre, pero la sed del tirano de mi patria no ha de aplacarse con la mía”. ¿Es factible que haya sucedido esto? ¿Acaso no se debilitaría al plasmar una idea tan larga con la sangre de su muñeca? ¿O mojaba y lo hacía con el dedito? Esta narración se presta a muchas sospechas.

Analizando algunos de los mitos que nos vendían los libros, ¿podemos seguir definiendo a la historia como la narración imparcial y verídica de los acontecimientos ocurridos? Mientras tengamos una educación que aborde a esta materia desde un aspecto pobre, como el de memorizar hasta las fechas, seguiremos cayendo en cuentos chinos a causa de no tener evaluaciones ni criterios propios.

Por Javier Morales (18 años)

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.