Pegados al celular

Toman fotos o graban videos y los pasan a las redes sociales, aprenden a ejecutar la guitarra y juegan en grupo, pasan de los temas musicales a una entretenida conversación. Pertenecen a la generación Z, y están todo el tiempo frente a una pantalla.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SV25XHEUG5HG3E7GMO7OND2YVU.jpg

La profesora Fátima Barreto Ojeda, directora del Centro Api (Centro pedagógico integral), explica qué sucede con la generación Z, los nativos digitales, apegados a la tecnología.

–¿Preocupa a los profesores que los niños y adolescentes estén conectados a internet casi todo el tiempo?

–Los niños y jóvenes de hoy han cambiado la forma de comunicarse con su entorno, a pesar de que la tecnología es de mucha utilidad. Preocupa la expresión verbal porque cada vez la usan menos, no hay contacto visual y no pueden ver las expresiones de las personas con las que hablan. Y la escrita cambió, porque para escribir más rápido acortan las palabras abreviándolas.

Muchas veces, no perciben lo que sucede, se muestran ajenos a las situaciones que los rodean, y se va perdiendo el sentido de pertenencia. Les cuesta mucho cumplir sus actividades con entusiasmo, interés y responsabilidad, pues el uso excesivo de la tecnología gasta tiempo y energía.

–¿Qué ocurre con su aprendizaje en clase?

–Cuando el uso de la tecnología no es controlada, en el salón de clases se empiezan a observar ciertas características en los niños y adolescentes. Se muestran inquietos, les cuesta seguir indicaciones secuenciales dictadas por el maestro; otras veces se muestran cansados, con sueño y sin deseos de escuchar a sus profesores.

–¿Cómo logran tener amigos reales cuando valoran más lo virtual?

–Es todo un reto para los padres y los docentes, ya que es importante que se promuevan dentro de los salones de clase y en la familia actividades y situaciones que conlleven al enriquecimiento del valor maravilloso de la amistad, la confianza, en las que constaten que alrededor existen muchísimas personas que los quieren, valoran y se interesan por ellos. Hacerle sentir cariño, afecto, del que muchas veces carecen; por eso lo buscan detrás de las pantallas y en las redes sociales.

Quiero hacer hincapié en que la tecnología no es una mala idea; pero sí lo es el uso incorrecto que podamos darle.

mirtha@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.