Campesinos reclaman políticas de Estado a favor de la agricultura

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PXSD7HIWB5DN7EGPQUQBUPMR6Q.jpg

El campesinado paraguayo se sintió abandonado por el gobierno que se va. Critica falta de política de Estado en favor de la agricultura familiar campesina para producir alimentos y así contrarrestar el latifundio que más favorece al modelo de producción agroexportador y al desarraigo.

Dos gremios de campesinos, Federación Nacional Campesina (FNC) y Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI), consideran que el gobierno de Horacio Cartes desatendió totalmente la problemática campesina y que más bien favoreció a sectores poderosos de la economía, como agroexportadores y ganaderos.

Estos y otros gremios campesinos reclaman reforma agraria integral con atención seria a la problemática de la tierra, políticas de estado en favor de la agricultura familiar campesina para producir rubros frutihortícolas.

PUBLICIDAD

Otro reclamo no atendido por el gobierno saliente fue la regularización de asentamientos campesinos en varios departamentos del país. Hubo casos emblemáticos de desalojos, como los casos de Guahory, San Juan Puente Kyhá, Capiibary, entre otros.

La acumulación de tierras en pocas manos creció en los últimos años, favoreciendo la siembra de soja, arroz transgénico y otros rubros, son reiterados reclamos.

Esa situación, según la óptica de los campesinos, generó puntos negativos en la salud de las personas y en la sociedad porque contribuyó a que miles de campesinos se vieran obligados a migrar hacia los cinturones de pobreza de las ciudades, provocando así otros conflictos con la sociedad, como la inseguridad, entre otros.

Creen que con un programa o política de Estado claro y efectivo en favor de la agricultura familiar campesina para la producción frutihortícola, contribuirá indudablemente a fomentar el arraigo de jóvenes en el campo, ocupación de mano de obra y renta para una vida digna de las familias campesinas.

* Según estimaciones de la Federación Nacional Campesina (FNC), cada año se importa por valor aproximado de US$ 500 millones en alimentos para cubrir la demanda interna de la mesa diaria de los paraguayos. Con una buena política de estado en favor de la producción frutihortícola gran parte de ese dinero que se envía al exterior podría quedar aquí y dar mano de obra.

* La Coordinadora Nacional Intersectorial (CNI) dice que el 94% de las tierras cultivables de nuestro país está en manos de personas o empresas que se dedican al agronegocio, principalmente producción extensiva y ganadería. En tanto que el 6% de las tierras cultivables está en manos del campesinado dedicado a la agricultura familiar campesina que produce alimentos.

* La migración campesina a cinturones de pobreza de las ciudades fue consecuencia de la desatención de sucesivos gobiernos al sector campesino y del avance de siembra extensiva de monocultivos. La CNI estima que desde el 2000 unos 90.000 campesinos migraron anualmente a las ciudades y en 10 años seguidos un millón de campesinos fueron expulsados de sus tierras.

* A criterio de la FNC, el Ministerio de Agricultura y Ganadería cuenta con técnicos muy bien capacitados distribuidos en dependencias del interior del país. Sin embargo, los mismos no cuentan con plan alguno para acompañar al pequeño productor en rubros. Varios de esos técnicos más bien se preocupan más por llenar planillas de supuestas ayudas al campesinado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD