En un mundo de hombres

Abrirse paso en el mercado laboral es muchas veces complicado y más aún cuando los trabajos están acaparados por varones. Griselda Cubas es una mujer que se abre pasos en un país en donde la paridad aún parece distante. Y le va bien. Esta es su historia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HX5HML5PINAJ5GOOXXORIGSRT4.jpg

Cada mujer que trabaja como empleada de una empresa gana, en promedio, G. 600.000 menos que un varón que cumple las mismas funciones. Esta diferencia asciende a G. 900.000 si se hace un trabajo de forma independiente, según los datos de la Encuesta de Población de Hogares de la Dirección Nacional de Estadísticas Encuestas y Censos de 2017 (DGEEC).

Griselda Cubas es una mujer de 33 años que trabaja de forma independiente y hace restauraciones, instalaciones eléctricas, cerrajería, instalación de aire acondicionado, de circuito cerrado de seguridad, carpintería, pintura y muchos más servicios integrales, como decidió nombrar su proyecto.

Estos son trabajos que uno asocia típicamente a un varón. Pero desde el pasado 1 de enero, Griselda decidió empezar su 2019 promocionando su trabajo a través de las redes sociales: primero Facebook y más recientemente, Instagram. Desde entonces, solo puede hablar de éxito.

PUBLICIDAD

 

Estudiante de filosofía, derecho y tecnicatura en informática, esta mujer aprendió a hacer todo lo que sabe en su trabajo actual a través de la práctica y de forma autodidacta, hasta con tutoriales de YouTube, según contó.

“Me desarrollaba en carpintería hace seis u ocho años. Siempre hacía trabajos para mis amigos y mi familia y me ayudaban un poco, como para el combustible. Después me di cuenta que lo fundamental es que las mujeres tomen los espacios que nos corresponden. ¿Por qué no podemos tomar los espacios? Las mujeres tenemos las mismísimas capacidades, los mismísimos derechos (...) Tenemos las mismísimas capacidades de poder hacerlo y de hacerlo muy bien”, expresó Cubas.

Griselda forma parte del 31,72% de mujeres que trabaja por cuenta propia y del 29,87% que lo hace prestando servicios o como vendedora, de acuerdo a la DGGEC. Se convenció a sí misma, al tomar la decisión, de que tenía las habilidades para hacerlo y que este es su aporte a la sociedad.

 

Lo mejor de esta historia es que le va bien, considerando que la tasa de desocupación afecta también más a las mujeres, con un 5,91% en comparación a los varones, con 4,72%. Desde que comenzó con la promoción a través de las redes, la cantidad de trabajos aumentó. “Estoy trabajando con mi mamá y mi pareja. Mi trabajo es estar más al teléfono que estar trabajando. Tardo un poco en contestar, tengo que pedir disculpas a la gente. No puedo dejar tampoco mi trabajo”, contó.

Cubas instó también a las mujeres a que se animen a ocupar los espacios impuestos por los varones. “¿Por qué voy a tener vergüenza? ¿Por qué no puedo tomar ese espacio en un trabajo reconocido de hombres?”, concluyó.

 

Griselda Cubas Soluciones Integrales

Facebook

Instagram

Teléfono: (0961) 302-306

 

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD