Facebook al desnudo

Las redes sociales, particularmente Facebook, son parte del día a día de miles de personas. Todas dicen ser conscientes de los peligros de esta exposición de sus vidas; sin embargo, siguen cayendo en engaños. ¿Por qué?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/APLGFA4DNFGINMQGQX6RZZJY6Y.jpg

Es la ventana al mundo. Internet y, en este caso, las redes sociales tienen innumerables ventajas, a tal punto que muchos ya no conciben un día sin hacer uso de él, no solamente como entretenimiento, sino como parte del trabajo.

“Hay que subir al tren tecnológico; el tren se va con o sin nosotros, inclusive puede ir con nuestros hijos”, reflexiona Cristhian Alvarenga, quien es padre de familia y uno de los representantes de la organización Protección Online, próxima a convertirse en una fundación.

Esta es la principal recomendación que da a los demás padres que se sienten abrumados por toda la tecnología y los peligros que acarrea.

Extorsiones, cyberbullying, acoso, pedófilos y otras situaciones son solamente algunos de los males que están también en el mundo digital. Creemos que la gente sabe, pero no es así, sigue habiendo casos y casos, lamentó.

Recordó el episodio ocurrido tan solo semanas atrás, que involucró a un abogado, quien pactó en un grupo de ventas en Facebook con una mujer para encontrarse en un conocido shopping y concretar la compra de un celular de última generación.

Finalmente, la mujer no apareció diciéndole por teléfono que un primo sería quien iría en lugar de ella. El abogado se encontró con el hombre, que estaba acompañado de otros más, quienes lo redujeron y le sacaron todo lo que tenía.

“Hay gente que crea perfiles falsos, usurpa identidades. Sus objetivos varían, pero es posible que se trate de un criminal, de acuerdo a ciertas características, como la edad, los grupos que frecuenta y otros”, explicó.

En el caso de los niños y adolescentes, los casos que más se registran son los del cyber acoso escolar y el contacto con gente extraña que “inspira” confianza.

Alvarenga dice que la gran mayoría cree que está completamente protegida; sin embargo, los perfiles falsos siguen embaucando gente y, en casos más graves, cometiendo graves hechos delictivos.

Detectar un perfil falso puede parecer algo del sentido común para un “nativo digital”. Sin embargo, quienes no lo son deben tener en cuenta:

- El perfil falso generalmente está inactivo, con fotos atractivas y a veces sensuales, en un intento de “llamar la atención”.

- En ocasiones, la dirección url del nombre no coincide con el nombre del perfil.

- El perfil se creó recientemente, pero cuenta con muchos amigos o seguidores en poco tiempo.

- Es poco probable encontrar fotos de la persona en un lugar público, como en una plaza, con amigos, en un shopping, etc.

- Para saber si la foto es falsa, se puede copiar la url y buscar en la sección de imágenes de Google. En los resultados veremos la misma imagen en toda Internet.

En el ejemplo (ver imagen) se evidencia la captura de dos publicaciones, en que se pretende hacer supuestos negocios buscando usuarios desprevenidos en dos grupos distintos. Un perfil como este fue el que guió el ataque contra el abogado. 

Esta generación ha sido calificada como la de los “nativos digitales”, ya que, prácticamente desde el nacimiento, los niños están en contacto con la tecnología, a tal punto de manejar los aparatos electrónicos con tal naturalidad como si fueran una extensión más del cuerpo.

Además de ser “nativos”, Alvarenga dijo que esta generación está conformada por “huérfanos digitales”, debido a que los chicos no son acompañados por los adultos en el proceso de involucrarse con la tecnología.

Algunos de los padres “lamentan” no tener un conocimiento acabado del manejo de los aparatos electrónicos; otros, simplemente, se desentienden.

“Los chicos nos ven como si fuera que no entendemos su mundo y, muchas veces, por esa razón no tienen la confianza para hablar de lo que sucede en ese ámbito, como el cyber acoso escolar”, manifestó.

Protección Online realiza charlas sobre educación y uso responsable de las nuevas tecnologías en instituciones educativas, iglesias y grupos juveniles, comentó el representante de la organización.

En las 100 charlas que dieron este año, solamente en colegios, por lo menos un niño por institución manifestó haber sufrido acoso a través de las redes sociales. Esto posiblemente se trate de perfiles falsos creados por los compañeros solamente para amedrentarlo.

“Es imposible protegerse si uno no está educado, se trata de un riesgo, se trata de un peligro”, reiteró, insistiendo en el hecho de que los padres deben ser los primeros interesados en entender la tecnología si realmente quieren resguardar a sus hijos.

Esto no implica precisamente prohibiciones, sino que tiene que ver con un uso libre y responsable que pueden acompañar los padres a medida que el niño también va aprendiendo.

La organización da cursos a padres, docentes y estudiantes, en escuelas y otros lugares. El contacto para gestionar estos encuentros es el (021) 492-360, o bien el correo electrónico info@protecciononline.com. Las denuncias sobre problemas relacionados al tema también pueden realizarse por esas vías.

Para cualquiera sería bastante sospechoso si un extraño en la vía pública empieza a preguntar sobre la familia, gustos musicales, quiénes son amigos y otros datos. Sin embargo, es esto lo que sucede todos los días en las redes sociales, concluyó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD