Volver a casa tras las inundaciones

Hablar de un “operativo retorno" de inundaciones que mantienen en vilo a miles de familias de nuestro país resulta aún prematuro, pero ciertas medidas ya deberían estar siendo pensadas por el gobierno, rememorando peripecias pasadas un par de años atrás.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TUEN5BNQWBEWFAKU5BTQCNFNVA.jpg

Tras la bajante del río Paraná, algunas familias se encuentran volviendo a sus hogares y la realidad con la que se encuentran no es nada alentadora: casas y pertenencias semienterradas bajo el barro, humedad y basuras que fueron arrastradas por las aguas... deben reiniciar sus vidas recuperando sus casas, caminos y fuerza productiva.

Hace aproximadamente dos años, se daba una situación similar con el desborde del río Pilcomayo, cuando los habitantes del Chaco volvían a sus hogares encontrando habitaciones repletas de tierra con sus pertenencias enterradas bajo la arena, artefactos inservibles y muchas otras situaciones.

Si bien hoy el gobierno se aboca a la evacuación de habitantes a lugares altos por la crecida, las estrategias de contingencia para cuando el agua baje no deberían hacerse esperar.

Esta situación le fue planteada a Miguel Kurita, jefe de Gabinete de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), quien admitió en conversación con ABC Color que aún no existe información oficial sobre casos de operativo retorno, aunque dijo estar enterado de casos aislados a través de la prensa.

“Vi que algunos ya volvieron y encontraron su casa totalmente destrozada”, puntualizó.

Indicó que la cartera se encuentra preparada y de hecho asume el compromiso de apoyar logísticamente para cuando los afectados vuelvan a sus hogares. Señaló la importancia de pensar en soluciones sostenibles a largo plazo.

Aseguró que en estos momentos es prematuro aún hablar del operativo retorno, pues diariamente trabajan en la asistencia de miles de personas que se encuentran escapándose del agua, obligados a abandonar sus hogares:

“No me quiero adelantar mucho sobre el escenario que se estará encontrando luego de la bajante del río”, dijo.

Consideró fundamental el trabajo interinstitucional entre los gobiernos nacional, local y departamental para lograr los objetivos de emergencia.

Kurita se refirió además a la ampliación presupuestaria aprobada en la Cámara de Senadores. Aseguró que dicho dinero ayudará a paliar las necesidades de muchas familias que aún no fueron asistidas o que lo fueron a medias.

Estimó que además de ayudar a los damnificados afectados por las crecidas, eventualmente, estos recursos ahora disponibles también serían suficientes para cubrir gastos que implican el retorno a sus hogares.

Finalmente, indicó que además de la insuficiencia de recursos, se presenta la situación de que los materiales adquiridos para la ayuda no llegan, pues las empresas proveedoras “no están pudiendo dar abasto. De repente hay déficit en cuanto a oferta se refiere”, informó.