La violencia en el fútbol y sus sanciones

Castigos alternativos a los llamados “hinchas organizados” y medidas de control sobre sus acciones, es lo que busca la Policía y la Fiscalía. Desde pedidos de disculpas hasta prohibición de asistir a los estadios, se buscará disminuir la violencia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PYBG7NLKXBAHJDB36JHFILXD44.jpg

La creciente violencia en las cercanías de los estadios y en los días en que hay cotejos de fútbol, mantiene en jaque a los aficionados y a los que no gustan de este deporte.

La unidad de prevención de Delitos del Ministerio Público, en donde el fiscal Cristian Bernal trabaja con la Policía y el Ministerio del Interior, busca castigar a los hinchas violentos pero con sanciones ejemplares.

Recientemente tres hinchas de la “barrabrava” del Sportivo Luqueño, que agredieron a puntapiés y puñetazos a dos policías durante un cotejo de fútbol, recibieron una peculiar sanción que hasta el momento no se dio.

Luis Enrique Medina Martínez, José Darío Gaona Fernández y Giovanni Rufinelli acuña agredieron a los policías José María Benítez y Ricardo Andrés Rolón Benítez.

La Policía y la Fiscalía los individualizó plenamente y buscaron una salida legal rápida, pero a la vez ejemplar. Es así que el fiscal Bernal llegó a un acuerdo que consistió en: pedir perdón por un canal de televisión y donación de un millón de guaraníes en medicamentos a un hogar de caridad de Luque para cada uno.

La parte más dura para los hinchas violentos es que durante seis meses no asistirán cualquier partido de futbol, ya sea de Luque, de la selección paraguaya o de cualquier evento.

Cuando Luqueño juegue de local obligatoriamente se presentarán en la comisaría local, en este caso la 3ª Central, a fin de garantizar que no asistirán al partido ni provocarán actos violentos.

Bernal explicó que sí hay reincidencia en cualquiera de ellos el castigo subirá a un año de inasistencia a eventos deportivos y así sucesivamente.

Manifestó que este tipo de castigos serán aplicados a los que ocasionan violencia en los estadios. Aquellos que porten armas de fuego o perpetren asaltos, serán imputados y posiblemente enviados a prisión.

Estos tipos de castigos de no asistir a estadios de fútbol se aplican en Argentina y con mayor intensidad en Inglaterra, donde incluso algunos hinchas tienen prohibido asistir de por vida a un escenario deportivo.

Bernal manifestó que exigen a las hinchadas organizadas a que presenten un registro completo sobre sus hinchas – como un padrón – a fin de identificarlos. Resaltó que la barra del Sportivo Luqueño es la que más colaboró hasta el momento con el Ministerio Público.

“Están siendo filmados todos los encuentros por la Policía, entonces el trabajo es más fácil para identificar a los hinchas”, explicó el fiscal Bernal.

Bernal dijo que insistirán en que los partidos de fútbol ya no se disputen por las noches, debido a la inseguridad. Indicó que los horarios ideales para los cotejos deportivos son a la mañana y a la tarde, por la presencia de la luz solar.

Otro punto que la Fiscalía insistirá es en la correcta organización de los partidos, a fin de que no coincidan en un mismo día, horario o zona, los cotejos disputados por Olimpia, Cerro Porteño y Sportivo Luqueño, a fin de evitar encontronazos en entre sus hinchadas organizadas.

El mal de los “barrabravas” creció en el Paraguay en los últimos años. Hinchas que crean temor en los colectivos, que provocan disturbios en las calles y que causan que cada vez más menos simpatizantes al fútbol acudan a los estadios. La Fiscalía y la Policía tienen el deber de combatirlos, a fin de que los domingos de fútbol sean jornadas tranquilas y de sana diversión.