Licitación “viciada” en IPS

El IPS aprobó la contratación de una firma unipersonal para servicios alimenticios del Hospital de Ingavi; para ello descalificó a la empresa que presentó la mejor oferta. Contrataciones admitió que el proceso estuvo “viciado” y solicitó la reevaluación.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4JFHH5PDPFHFTPJ52DKM3ID6GI.jpg

Durante la “Licitación pública nacional para la contratación de servicios tercerizados de alimentos para funcionarios y pacientes del Hospital de Ingavi del IPS, mediante una subasta a la baja electrónica” se postularon cinco empresas. Dicho nosocomio será habilitado en junio de 2019, según anunció el Ejecutivo. 

De acuerdo al acta emitida por la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), la mejor oferta fue la presentada por el consorcio Las Marías, con un costo de G. 118.100 por día, por persona. Ese monto incluye desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

Luego de varios recursos de reconsideración y resoluciones por parte de la Dirección de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, el IPS confirmó la descalificación a las tres primeras empresas con las mejores ofertas y adjudicó al Instituto de Arte Culinario, de Aida Aquino de Farías, cuya oferta fue de G. 130.550. La diferencia de precios entre la adjudicada y la mejor oferta rondaría los G. 2.256 millones, en perjuicio de la previsional.

PUBLICIDAD

El propio Director de Contrataciones Públicas resolvió que el consorcio Las Marías, que presentó la mejor oferta, no puede ser descalificado por el motivo que alega el Consejo del IPS. Las propietarias de las empresas asociadas a dicho consorcio anuncian una demanda, pues consideran injusta su descalificación.

La resolución que adjudica a Arte Culinario ahora está en manos de Contrataciones, nuevamente. 

Cabe destacar que días atrás, se reveló también que el IPS equiparía importantes hospitales, entre ellos el Ingavi, con plantas de oxígeno chinas que no cumplen con estándares de calidad y violan la Resolución 208 del Ministerio de Salud. 

El consorcio Las Marías, integrado por Flex Paraguay y Delipan, postulan para la licitación pública nacional para la contratación de servicios tercerizados de alimentos para funcionarios y pacientes del Hospital de Ingavi del IPS, mediante una subasta a la baja electrónica.

El 1 de octubre se inicia la etapa competitiva y cinco empresas se postularon. Luego de la apertura de sobres, que se realizó el 3 de octubre del 2018, el IPS conforma un Comité evaluador que realiza el análisis técnico y jurídico de los oferentes. En el informe final, este Comité sugiere que sea adjudicado el Consorcio Las Marías, debido a que presentó la mejor oferta en cuanto a costos (Ver la primera imagen).

Sin embargo, el Consejo de Administración de IPS se aparta de esa recomendación y descalifica a Las Marías, alegando la presentación tardía de las Declaraciones Juradas. También elimina a los otros dos competidores, por cuestionamientos similares. Finalmente, adjudica a Aida Aquino de Farías.

El supuesto error cometido por el consorcio fue refutado por la misma DNCP, que emitió un dictamen donde da lugar a la protesta que realizó Las Marías y anula la adjudicación de Aquino de Farías.

A raíz de eso, Aida Aquino presenta un recurso de reconsideración contra la resolución que anula la adjudicación a su empresa. El departamento jurídico de la Dirección de Contrataciones, a principios de abril de este año, aconsejó que se rechace la reconsideración solicitada por dicha empresa y siga anulada la adjudicación.

Sin embargo, el director Pablo Seitz se apartó de ese dictamen y resolvió dar lugar a lo solicitado por Aquino y dejando firme su adjudicación. Resolvió que el Consorcio Las Marías presentó su carta oferta en fecha posterior a la etapa competitiva, por lo que quedó descalificada, introduciendo así un nuevo motivo de descalificación.

No obstante, a finales de abril, la DNCP admite los errores cometidos y da lugar a la protesta del consorcio. Afirma que fue el acto de adjudicación se encontraba “viciado” y confirma que todos los documentos cuentan con fecha anterior al límite previsto por ley, por ende decide “retrotraer” el procedimiento a la etapa de evaluación de ofertas, dejando el proceso a manos del IPS.

Seitz, en contacto con ABC Color, confirmó que al reevaluar todo el procedimiento encontraron los “errores” y “por motu proprio” emitieron esa última resolución mencionada, el 30 de abril último. “Lo que hicimos fue ordenar la reevaluación (…) y ahora el IPS debe reevaluar considerando que la carta oferta del Consorcio las Marías no tiene problemas con su fecha”, aseguró.

Sin embargo, una semana después de haberse emitido la última resolución de la DNCP, el martes 7 de mayo, el Consejo del Instituto de Previsión Social se reunió en una complementaria y se ratificó en la adjudicación a la empresa de Aida Aquino de Farías. Esto fue confirmado por el propio director del IPS, Armando Rodríguez, quien preside dicho consejo.

Cuando fue consultado si tuvieron en cuenta la última resolución de Contrataciones Públicas, manifestó primeramente que ese trabajo compete al Comité Evaluador, en un intento por deslindarse de responsabilidades. Luego, ante la pregunta de si pueden o no resolver en contra a un dictamen de dicho Comité, confirmó que sí pueden hacerlo con fundamentos.

Ante esa respuesta, nuevamente fue consultado si el IPS recibió la resolución de la DNCP del 30 de abril, pero la llamada se cortó segundos después y no pudimos retomar contacto con él, pues tampoco respondió a los mensajes.

Conversamos con la directora de Compras del IPS, Sandra Ruiz Diaz, quien forma parte del Comité Evaluador del IPS, y confirmó que recomendaron la adjudicación a Aida Aquino y también la descalificación de Las Marías. La misma alegó que el consorcio fue descalificado teniendo en cuenta una circular emitida por la DNCP, respecto a la fecha de presentación de los formularios.

Según Ruiz Diaz, el formulario de ofertas debe ser presentado en el inicio de la etapa competitiva (1 octubre). Se basa en una circular emitida por Contrataciones, en fecha 16 de octubre (posterior al inicio de esta licitación).

Afirmó, además que sí tuvieron en cuenta la resolución más reciente de Contrataciones, que en el último punto confirma la resolución 620/2019. Y precisamente al leer la parte resolutiva de este documento, en el artículo 2 se indica claramente que la DNCP decide “anular la adjudicación recaída a favor de la firma Instituto de Arte Culinario de Aida Aquino de Farías y ordenar se RETROTRAIGA el presente proceso a la etapa de evaluación de ofertas”.

El director de Contrataciones Públicas, en contacto con ABC Color, dijo que la carta oferta o el “mal llamado formulario de oferta”, cuya supuesta presentación tardía causó la descalificación final de Las Marías, no puede seguir la regla de presentarse con fecha de la etapa competitiva. “Porque tiene justamente la información de todo lo que pasó en la etapa electrónica, entonces tiene que tener fecha de la presentación física”, alegó.

Precisamente la fecha de presentación física es el 3 de octubre y, como consta en el documento, fue esa la fecha en la que el consorcio lo presentó.

Con respecto a la fecha de emisión de la circular en la cual se basaron para descalificar al consorcio con la mejor oferta, manifestó que en realidad “esa circular no introduce ninguna novedad en el sistema, lo que hace es aclarar y dice: Los formularios en general tienen que tener fecha de la oferta electrónica y, esto ya es una interpretación, la carta oferta sí puede tener fecha de la presentación física de los documentos, que normalmente es uno o dos días después”.

Finalmente, explicó que el IPS debería “reevaluar (la licitación) considerando que esa carta oferta, presentada por el Consorcio Las Marías, no tiene problemas con su fecha. Ahora, tienen que reevaluar absolutamente todo el resto de los temas de cada una de las ofertas presentadas”.

Con la adjudicación confirmada por el IPS a Arte Culinario, ahora la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas deberá decidir si la confirma u ordena otra reevaluación.

El Consorcio Las Marías está integrado por dos empresas, denominadas Flex Paraguay, de María Belén Molinas de Ferrer, y Delipan, de Mirtha Paredes. Ambas anunciaron que van a acudir a una demanda por medida cautelar, lo cual resultará en el bloqueo de la licitación.

Las empresarias lamentaron todo este proceso y afirmaron que llevan muchos años trabajando en el rubro gastronómico en entidades públicas, por lo cual conocen perfectamente los procedimientos. Afirmaron además que han sido asesoradas por la propia Dirección de Contrataciones con el objetivo de no cometer ningún error en todo el proceso.

Aseguraron que incluso ya tienen aprobado en el banco un préstamo que las ayudará a sostener los primeros meses de trabajo en cuanto sean adjudicadas y tienen 50 empleados que están expectantes la resolución de esta licitación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD