Más vida para pacientes con leucemia

Los tratamientos disponibles para la leucemia más frecuente, la Linfocítica Crónica (LLC), ofrecían un promedio de año y medio de vida sin enfermedad. Un nuevo principio activo podría extender la expectativa a 4 años, revela un experto español.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/SYIS3SJWFJFNPKZSJB7B7KG3HQ.jpg

“El tratamiento que estaba disponible hasta el momento para la LLC podría ser caracterizado como ineficiente porque simplemente intentaba controlar la enfermedad y que el paciente viviera lo suficiente porque no había otra indicación”, inicia el Dr. Javier de la Serna (España), quien visitó el país para el V Congreso Médico de Hematología y Medicina Transfusional. Sin embargo, hay estudios que demuestran que un nuevo principio activo puede innovar el tratamiento actual de la enfermedad, agrega.

Continúa compartiendo evidencia de un estudio titulado CLL 11, aplicado a pacientes con la enfermedad y tratados con el nuevo principio activo, obinutuzumab. Este demuestra que se logra reducir un 84% el riesgo de agravamiento y la probabilidad de fallecimiento por la enfermedad, cuando se combina quimioterapia suave.

Justamente la autoridad sanitaria de Estados Unidos, la FDA (Food and Drug Administration), categorizó al obinutuzumab como un adelanto de avance terapéutico decisivo. “Las autoridades sanitarias utilizan esta expresión cuando reconocen que hay una ventaja significativa entre el nuevo tratamiento y los anteriores disponibles”.

Esto resulta significativo, dice, considerando que anteriormente la respuesta esperada de los tratamientos era la desaparición de las manifestaciones de la enfermedad en un máximo de 50% de los pacientes, por año y medio. Sin embargo la nueva opción, según De la Serna, duplica la supervivencia del paciente a 4 años.

“Las manifestaciones son cansancio, fiebre, sudoración y pérdida de peso, crecimiento de los ganglios linfáticos - bultos en el cuello, axilas y/o ingle-, aumento del tamaño del hígado o del bazo; también aumento desproporcionado de los glóbulos blancos, anemia y disminución de plaquetas que pueden desencadenar cansancio y hemorragias”.

En ese sentido, De la Serna destaca que la mejora de la calidad de vida del paciente es otro de los puntos fuertes de esta nueva medicación. “Los datos indican que se produce una disminución prácticamente total de tales molestias. Los pacientes recuperan calidad de vida, su bienestar, que es el principal objetivo del tratamiento”, advirtió.

Explicó que el obinutuzumab es un anticuerpo monoclonal que funciona adhiriéndose a las células tumorales, eliminándolas y permitiendo que las células normales de defensa las destruyan también más eficazmente. Añade que todos los medicamentos de la familia de los anticuerpos monoclonales se administran por vía intravenosa. “Este tratamiento se administra con quimioterapia suave, que es la que se ha seleccionado para los pacientes que no pueden y no deben ser tratados con quimioterapia más fuertes o más agresivas”.

En referencia a la duración del tratamiento, también manifiesta que hubo un avance. “Éste dura 6 meses aproximadamente, cuando los anteriores podían extenderse por años”, concluye De la Serna, un médico especialista en Hematología y Hemoterapia; y profesor asociado de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

El profesional expuso durante el V Congreso Médico de Hematología y Medicina Transfusional, llevado a cabo en nuestro país del 6 al 8 de julio pasados. Fue organizado por la Sociedad Paraguaya de Hematología y Medicina Transfusional, y declarado de interés institucional por el Ministerio de Salud. El evento estuvo apoyado por la Cámara Paraguaya de Compañías de Investigación Farmacéutica (Capacinfar), abocada a informar a la opinión pública sobre los avances en materia de tratamientos que mejoren la calidad de vida de pacientes en diversas patologías.