Persisten deudas en la educación paraguaya

Uno de los Objetivos del Milenio (ODM) para el 2015 era la universalización de la Educación. Según un estudio de campo, esta meta no fue alcanzada y los datos evidencian preocupantes cifras en torno a la educación paraguaya de nuestro país.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/YUIHBAATSNBJNBTXJQUUV3GPRE.jpg

-El 35% de la población no asiste al Preescolar a la edad oficial establecida de 5 años.

-El 19% de la población no asiste al 1° y 2° ciclo a la edad oficial establecida de 6 a 11 años.

-El 41% de la población no asiste al 3° ciclo a la edad establecida oficial de 12 a 14 años.

Estos y otros preocupantes datos sobre la educación de nuestro país fueron desvelados a través del estudio impulsado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), denominado "Paraguay: Educación y objetivos del milenio. Principales resultados".

En el estudio realizado por Gerardo Benítez fue realizado a través del análisis de los principales programas educativos implementados en materia social en el Paraguay con el fin de alcanzar el segundo objetivo propuesto dentro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas: lograr la enseñanza primaria universal.

En este sentido, otros resultados llamativos han sido que "en el promedio de años de estudios de la población de 10 años y más, se observa una gran disparidad: en la zona urbana se registra un total de 9,7 años y en la zona rural solamente 6,6 años, con una brecha de 3,1 años entre uno y otro".

Por otro lado, "la tasa de término de la educación primaria entre las personas de 15 a 19 años es del 94,9%. En la misma se registra un mayor porcentaje de mujeres que culminan la primaria con una tasa del 95,8% frente al de los hombres que representa el 94%.

En cuanto al analfabetismo, en la población de 15 años y más, asciende a 5,4%. Esta tasa es más alta en las zonas rurales donde el analfabetismo alcanza el 9,4% mientras que en la zona urbana es del 2,9%. En las personas de 15 a 24 años continúa con tendencias elevadas. Este comportamiento no tuvo gran modificación desde los años 90, por lo que se constituye en uno de los pocos indicadores que más se aproxima a la universalidad, alcanzando tasas del 98,7% en el año 2014, según el autor.

En cuanto a los programas aplicados por el gobierno para el cumplimiento de la universalización, Benítez destaca que el programa de Consolidación y Mejoramiento de la Educación Inicial y Escolar Básica absorbe en promedio el 43% del presupuesto social educativo. "En este programa se destacan la ejecución de los gastos en complemento nutricional y provisión de textos, con incrementos de 300% y 252% dentro del presupuesto educativo entre los años 2005 y 2014", concluye.

Respecto a la participación promedio del programa destinado a la Formación Básica Permanente de la Población, Joven y Adulta es de aproximadamente 3% sobre el gasto educativo. En la misma se observa que durante el período 2012-2014 "hubo una disminución del 36% en el gasto destinado al programa de alfabetización y post alfabetización".

Finalmente, sobre la inversión en el Programa de Fortalecimiento de la Reforma Educativa de la Educación Escolar Básica tuvo un promedio de participación del 1,6% sobre el gasto educativo. Este programa tuvo su prosecución con el programa Mejoramiento de la EEB-Escuela VIVA II que durante los años 2009-2014 tuvo un incremento en el gasto de 230%.

El trabajo concluye que la universalidad de la educación paraguaya no fue lograda debido, principalmente, a que la cobertura de los programas es baja y en algunos casos de mala calidad. Por otro lado, también por el hecho de programas ya existentes que fueron dotados con mayores recursos y que aún resultaron insuficientes, incluso algunos carecieron de continuidad y sostenibilidad como consecuencia de inestabilidades políticas o sustitución de los equipos técnicos".

Benítez reconoce los "esfuerzos por parte del Estado en materia de inversión social y esto se ve reflejado en la evolución de las finanzas públicas. Sin embargo, esto no es suficiente si no se encuentra acompañada por una oferta educativa de calidad capaz de interrumpir el ciclo generacional de la pobreza", sentencia.