Primeros auxilios para mascotas

Las mascotas – así como los humanos- están expuestas a sufrir accidentes tanto dentro de la casa como al aire libre. Saber cómo proceder para auxiliarlas en el que caso de que resulten heridas es fundamental para minimizar daños al asistirlas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JJJCSTLNFVDODKINSLM73LGEBY.jpg

Las mascotas, sean perros o gatos requieren del cariño, cuidado y protección de sus amos, así como cualquier otro integrante de la familia. Estar prevenidos y saber cómo actuar ante situaciones de emergencia puede ser fundamental para salvar la vida del animal.

Los principales accidentes de las mascotas tienen relación con intoxicaciones, heridas por atropellamientos, golpes, fracturas o obstrucciones del sistema respiratorio. Para cada caso hay una forma de proceder y los especialistas sugieren técnicas a tener en cuenta.

PUBLICIDAD

En el caso de las intoxicaciones lo primordial es identificar el producto que consumió, el cual puede ser un alimento en estado de descomposición, alimento no apto para mascotas, veneno para ratas, medicamentos de uso humano, baños medicados a base de organofosforados (por lamer el producto), entre otros.

“Ante esta situación es fundamental poder dar esta información al veterinario a modo de que pueda decidir qué antídoto usar o el tratamiento de elección”, explicó la doctora Rosario Agüero, especialista en cuidado de mascotas.

“Al contrario de la creencia popular, es importante no administrar leche, ya que favorece la absorción de muchas sustancias nocivas”, comentó.

Con relación a los perros, principalmente cuando estos son cachorros, tienden a mordisquear muebles, plásticos o cualquier elemento a su alcance. Este hábito puede generar una consecuencia peligrosa: el bloqueo respiratorio.

“En el caso de que nuestra mascota sea dócil y nos permita introducir la mano en la boca, podemos intentar extraer el objeto. Muchas veces trozos de madera o hueso quedan incrustados entre los dientes en el paladar duro, si es así es conveniente no intentar extraer y sí acudir al veterinario. Cuando otros objetos obstruyen la garganta de nuestro amiguito podemos recurrir a la maniobra de Heimlich en perros y gatos, siempre y cuando tengamos conocimiento de la técnica”, señaló la especialista.

Para ayudar a un animal que se está ahogando con un objeto o comida se lo debe colocar boca abajo sujetándolo de las patas traseras, luego abrir su hocico y verificar si expulsó el objeto.

De no haber conseguido liberar el conducto respiratorio, se puede aplicar la técnica de Heimlich en los animales que se realiza colocándose detrás del mismo y presionar su vientre hasta que expulse el objeto.

Un golpe fuerte entre los omóplatos es otra forma de ayudar a expulsar el objeto atorado en la garganta. Si con esto no se logra ayudar a la mascota, es primordial llevarlo junto al veterinario.

Otra situación en la que vida de las mascotas está en riesgo es cuando son víctimas de un atropellamiento. En estas circunstancias lo mejor que se puede hacer es inmovilizar al animal.

“Tener en cuenta que un perro o gato adolorido tiende a morder, por lo que debemos acercarnos con alguna sábana, tela o cordón del zapato para sujetar el hocico. En caso de que el animal presente alguna hemorragia considerable, hacer un vendaje improvisado y presionar la herida mientras lo trasladan al centro veterinario más cercano”, indicó.

Cuando se trata de un can es importante cerrar su mandíbula con un bozal.Esto evitará que muerda por miedo o dolor.

También es necesario verificar si hay heridas cortantes o punzantes. Si la lesión es leve, el perro o gato caminará de forma normal en el momento. Si es más grave, persistirá una inflamación y cojera evidente. En ese caso evitar el uso de medicamentos de uso humano ( ibuprofeno, paracetamol, diclofenac, muy tóxicos en perros y gatos) y acudir al veterinario que optará por la medicación correcta, es la recomendación de Agüero.

Las mascotas pueden entrar en estado de shock – cuando le baja la presión y sufre falta de oxigenación - consecuencia de una herida o un trauma. Ante este panorama lo recomendable es colocar al animal de costado con la cabeza ubicada de la mejor manera para recibir aire. Si con ello no reacciona es necesario darle un masaje cardíaco o respiración artificial.

En caso de hemorragias se sugiere detener el flujo de sangre tal como se haría con un humano. Luego vendar la herida. En el caso de que el sangrado continúe, es importante presionar el punto de origen del flujo para favorecer la coagulación.

“Cuando nuestra mascota presente vómito o diarrea lo primero que debemos hacer es restringir el acceso a alimentos balanceados o comida casera; si el cuadro persiste evitar medicar a las mascotas y no esperar dos o tres días para ver si le pasa solo. Estos síntomas tienen varias etiologías, por lo cual un correcto diagnóstico ayudará mejor a los pequeños de la casa”, resaltó la veterinaria.

Los animales pueden sufrir reacciones alérgicas y es primordial ayudarlas a superar este episodio. “Si es posible identificar la causa de tal reacción (picadura de insecto, alimento, plantas tóxicas, medicamento, fumigación, shampoo) y acudir lo antes posible al veterinario con dicha información”, recomendó.

Existen numerosos alimentos humanos que no son aptos para las mascotas. Por muy apetecibles que sean para las personas y por más que ellos busquen ingerirlos, sus organismos no están preparados para procesarlos y pueden generar graves daños.

Los perros no deben comer ajo, cebolla (hepatotóxicos), chocolate, café, alcohol, azúcares, aguacate, uva, carnes crudas (porque producen salmonella, toxoplasma, dioctophyma renale) y huesos cocidos.

Con relación a los gatos, se debe evitar que ingieran cebolla, café, frutas, sal, alcohol, chocolates y dulces en general, levaduras, huesos cocidos, carnes crudas y leche, sobre todo los gatos adultos.

Según detalló la doctora Agüero, en consultorio los casos más comunes son por gastroenteritis, dermatitis, presencia de ectoparásitos (pulgas, garrapatas y sarna), ehrlichiosis (enfermedad de las garrapatas), leishmaniasis y accidentes de tránsito (fracturas). Para estas dolencias los animales pueden recibir primeros auxilios en casa, siempre y cuando los amos tengan conocimiento de cómo impartir dichas acciones.

La veterinaria recordó la importancia del plan de sanitación de perros y gatos. Las vacunación para los perros se decide según la edad del paciente. Las vacunas pueden ser la dúplex, séxtuple o héptuple (distemper, parvovirus, herpesvirus, parainfluenza, leptospirosis, adenovirus, hepatitis infecciosa).

También se deben aplicar las vacunas antirrábica y contra leishmaniosis canina con los antiparasitarios correspondientes.

El plan sanitario felino incluye triple felina y antirrábica con sus respectivos antiparasitarios.

A modo de observación, la mal llamada "vacuna" anti celo no se recomienda, debido a los graves efectos colaterales como tumores mamarios e infecciones uterinas. Se recomienda la castración, según detalló Agüero.

En animales sanos se recomienda cada 3 a 6 meses para control, desparasitación y vacunas anuales. En el caso de animales mayores de 7 años se recomienda chequeo general (electrocardiograma, hemograma, perfil renal y hepático) una vez al año.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD