Crecimiento: expectativa en grandes obras

Las obras de infraestructura de mayor porte que se iniciarán en 2016 serán fundamentales para que el crecimiento económico sea mayor al registrado este año. A continuación, un resumen del año económico 2015 y las proyecciones para el próximo.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/5TX345M7SFDS5FNGVQDJDCEPAQ.jpg

Para el año 2016 se prevé que el crecimiento económico sea similar al registrado este año -de 3 a 3,5%-. Según previsiones del economista Fernando Masi, director del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), el superávit podría ser mayor dependiendo fundamentalmente del sector construcción, sobre todo del desarrollo de aquellas obras de infraestructura de mayor porte proyectadas por el Gobierno Nacional.

“Se espera el inicio de obras de mayor porte, vía APP o vía Ley 5.074 (llave en mano). Son obras de infraestructura muy grandes que pueden tener una repercusión y que podrían contribuir en gran medida al crecimiento económico”, expresó en diálogo con ABC Color. Indicó que el año 2015 se vio marcado por el gran dinamismo de dicho sector, ya que aparte de las obras de infraestructura pública se dio un movimiento muy importante de la construcción privada de edificios en términos de hoteles, casas y apartamentos, es decir, principalmente del sector inmobiliario.

Otro sector que podría contribuir a un mayor crecimiento de la economía sería el sector industrial y de servicios “porque se supone que hay un aumento de la inversión, sobre todo de la inversión externa. Son esos sectores donde mayormente se ubican y, por lo tanto, también si se sostiene o aumenta el nivel de inversión para el año 2016, eso también puede ser importante”, subrayó. Resaltó que, pese a que el año que culmina estuvo caracterizado por la baja en el precio de los commodities agrícolas –factores principales de crecimiento del Paraguay- éste fue uno de los sectores más dinámicos, manteniéndose un superávit de 3 a 3,5%, promedio muy por encima de la media latinoamericana.

“No ocurre lo mismo con el sector comercio, que ha sido bastante afectado. En cuanto al sector agrícola, también ha sido afectado pero en precios y no en volumen de producción”, agregó. Entre los commodities afectados por esta situación se encuentran la soja y la carne -los principales de nuestro país- además de otros rubros como el caso del trigo o arroz.

Masi sostuvo que tanto por el lado de la reexportación como de la exportación de productos originarios del Paraguay, va a seguir habiendo una afectación negativa por parte de la economía brasileña porque no se prevé su recuperación para el año entrante.

"Por segundo año consecutivo no solamente no va a crecer, sino que su crecimiento va a estar en recesión. Nos afecta por el lado de la reexportación, pero también por el lado de la producción, porque el Brasil es un mercado importante para nuestros commodities. Nosotros todavía seguimos exportando un gran volumen de soja a Brasil, y es el segundo mercado más importante de la carne paraguaya", puntualizó. Agregó que el país vecino es el principal mercado para el trigo, arroz y maíz paraguayos. "Aparte de eso, la mayor parte de los productos industriales que se exportan tienen a Brasil como mercado principal", resaltó.

El experto se refirió además a la promulgación de la ley que dispone la reducción de las tasas de interés de las tarjetas. Sostuvo que probablemente las autoridades tendrán hacer unos ajustes a las tasas "porque hubo una reducción muy drástica. Evidentemente que los límites superiores de interés de las tarjetas de crédito no se justificaban mucho, pero una reducción muy drástica tiene sus consecuencias, sobre todo en el consumo, que es importante para el crecimiento", acotó.

En este sentido, sostuvo que se tendrá que estudiar qué hacer con dichas tasas. "El equipo económico o el Banco Central tendrán que hacer ajustes a esas tasas de interés a otras que permitan que nuevamente los consumidores de menores recursos puedan acceder a los créditos", sentenció.

Fernando Masi tiene un masterado en Política y Economía Internacional por la SAIS-The Johns Hopkins University, Estados Unidos. Formó parte del Gobierno nacional en periodos anteriores, tanto en el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), como así también como asesor del exministro de Hacienda, Dionisio Borda.