Una vacuna que salvará vidas

En 2016 se aprobó en Paraguay la aplicación de la vacuna contra el dengue que ya está disponible en el sector privado. Sobre su efectividad, un médico infectólogo asegura que 9 de cada 10 personas que se inmunizan podrían salvar sus vidas.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/C27EQKHQEZDKPBAL5ACIYH3NAU.jpg

El virus del dengue, uno de los más predominantes en nuestro país y en el mundo, no ha podido controlarse pese a los esfuerzos realizados. Se habla de que en las últimas cinco décadas su expansión se multiplicó por 30, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Estos factores motivaron la creación de una vacuna para prevenirlo. La buena noticia es que ya se encuentra en nuestro país, aunque no aún en el sector público. El doctor Hernán Rodríguez, especialista en infectología (expresidente de la Sociedad Paraguaya de Infectología), explicó que la inmunización reduce considerablemente el riesgo de fatalidad en los pacientes, ya que su eficacia está calculada en más del 90%.

“De cada 10 personas que iban a morir por dengue, si es que se vacunan, nueve van a sobrevivir y una va a morir. Pueden tener un cuadro de fiebre y los síntomas característicos de la enfermedad, pero no morirán. Su efectividad sería más del 90%”, explica en diálogo con ABC Color.

Además, según dijo, prevendrá las hospitalizaciones en un 80%, mientras que un 60% de los vacunados no tendrá síntoma alguno. Esto se debe a que gracias a la vacuna, el cuerpo genera las defensas suficientes para aliviar los síntomas de la enfermedad o eliminarlos por completo. “El 80% de los que se iban a internar, no se internan porque su cuadro no es tan grave y el 60% de los que se iban a enfermar no se enferman”, acotó.

La vacuna es eficaz contra los cuatro serotipos, teniendo mayor respuesta en los tipos 3 y 4. No obstante, después de la infección con un serotipo, la persona se vuelve inmune a este tipo. Como Paraguay tuvo principalmente epidemias de los tipos 1 y 2, se podría esperar que las próximas epidemias correspondan a los serotipos 3 y 4, indicó.

En cuanto a la edad para vacunarse, explicó que lo ideal sería entre niños de 9 años hasta adultos de 60 años.

Si bien la misma no puede ser aplicada en embarazadas, el doctor Rodríguez, explicó que una buena estrategia de prevención podría ser la priorización de la vacunación en mujeres en edad fértil, es decir, las mujeres que pueden embarazarse. También los grupos de riesgo como diabéticos, hipertensos, cardiópatas y neumópatas.

Se trata de tres dosis. A partir de la primera aplicación, deben transcurrir por lo menos seis meses para aplicarse la segunda, y a partir de ésta, doce meses. Aclaró que lo fundamental es no aplicarse antes, sin importar el tiempo transcurrido luego de los tiempos mínimos establecidos (seis y 12 meses).

En cuanto a las personas que están fuera de la edad o que siguen algún tratamiento que lo impide, Rodríguez recomienda implementar la estrategia de protección indirecta. La misma funciona inmunizando a los miembros de la familia que sí pueden recibirla. De esta forma, si son picados por el mosquito, no transmitirán el virus del dengue a los más pequeños o mayores de 60 años. Sobre el punto, la Asociación Española de Vacunación, agrega: "El hecho de vacunarse implica no solamente la protección individual, sino que mediante ella se está contribuyendo por solidaridad a la protección de toda la población". En ese sentido, además de la eliminación de criaderos, la vacuna es una acción de responsabilidad contra la proliferación de la infección.

El galeno explicó que con el dengue ocurre una situación particular, porque de todas las formas de virus, los cuadros de las personas previamente sanas, aunque sean jóvenes, se pueden complicar. “Las complicaciones con el dengue son impredecibles. Uno no puede garantizar que una persona previamente sana no va a tener un cuadro grave”, dijo.

Dijo que el costo de la vacuna contra el dengue es de alrededor de G. 670.000 cada una, similar a otros medicamentos llamados innovadores porque utilizan células vivas y modificación genética. Es resultado de 20 años de investigación que culminó con la recomendación de la OMS para países como el nuestro. Además, hay que recordar que sólo en 2013, Paraguay sufrió la pérdida de 252 compatriotas por dengue.

Brasil, específicamente el Estado de Paraná, empezó la vacunación a 500 mil personas contra el dengue. Quienes estén interesados en aplicársela en Paraguay deben consultar con sus médicos, quienes les prescribirán la receta médica con la que accederán a esta vacuna.

El virus del dengue genera en el organismo un efecto denominado extravasación de plasma, es decir, el plasma que debe circular en la sangre, sale a otras partes del organismo, fuera de la circulación, por lo que la sangre pierde volumen, representando así un riesgo para la vida. Estadísticamente, las embarazadas son la población más vulnerable a la extravasación.