Millones de hectáreas mal habidas

Unas 7.851.295 hectáreas fueron otorgadas mediante graves irregularidades a la legislación agraria durante la dictadura de Alfredo Stroessner hasta el 2003. El Estado no ha realizado acciones para identificar el enriquecimiento ilícito durante esta época.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Z7BNLQ73U5G3BACGIBA5OBCFXE.jpg

La Comisión de Verdad y Justicia, encargada por el Estado de realizar las investigaciones sobre las violaciones a los derechos humanos durante la época de dictadura, entregó a la fiscalía el informe completo referente a las tierras mal habidas el 20 de agosto del 2008.

La CVJ estudió un total de 200.705 adjudicaciones comprendidas entre los años 1954 y 2003 con sus documentaciones obrantes en el actual Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), organismo sucesor de los anteriores Instituto de Reforma Agraria (IRA) y del Instituto de Bienestar Rural (IBR).

Estas adjudicaciones totalizan 12.229.594 hectáreas de tierra. Del total, unas 7.851.295 hectáreas fueron otorgadas mediante graves irregularidades a la legislación agraria. El 64,1% del total de adjudicaciones irregulares fueron realizadas entre 1954 y 2003.

PUBLICIDAD

“El Comité de Iglesias en varias oportunidades requirió a la Justicia informes de cuántos bienes malhabidos ha recuperado el estado paraguayo, hasta hoy no obtuvimos respuestas”, explicó el abogado Rodolfo Aseretto.

Las cerca de 8 mil hectáreas están en mano de unas 1.000 personas, todas ellas listadas en el informe. Algunos de ellos están en manos de los generales Roberto Knopfelmacher, Otello Carpinelli Yegros y Galo Leongino Escobar, el empresario y exsenador colorado Blas N. Riquelme y el exdictador nicaragüense: Anastasio Somoza Debayle. Asimismo, una gran cantidad de lotes fueron transferidos en forma irregular al Partido Colorado.

“La concesión de tierras destinadas a campesinos pobres a presidentes de la República, ministros, altos funcionarios del gobierno, parlamentarios, caudillos partidarios, militares y policías en actividad y empresarios ligados al poder constituye una gravísima violación de derechos humanos elementales de cientos de miles de personas”, sostiene el informe de la CVJ.

“Se trata además de la producción de un daño incuantificable a la dignidad y al patrimonio de la nación paraguaya”, relata el documento.

Además de las tierras, los investigadores de la comisión buscaron identificar los bienes acumulados de las cuatro personas acusadas de ser responsables de perpetrar el régimen totalitario. Estas personas incluyen a Alfredo Stroessner, Gustavo Stroessner, Brítez Borges y Sabino Augusto Montanaro. “Hasta la fecha no tenemos las respuestas”, sostuvo Aserreto.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD