Buckingham celebra a Victoria, la reina que lo erigió como un símbolo

LONDRES. Hoy en día pensar en la monarquía británica es pensar en el Palacio de Buckingham, símbolo inequívoco de una de las casas reales más populares de la Historia, pero que no siempre fue tal. Ahora una exposición “celebra” toda la labor que hizo la reina Victoria en la edificación.

Retrato de la Reina Victoria de Thomas Sully y vestido para el Stuart Ball, piezas que forman parte de la exposición "Queen Victoria's Palace" (El Palacio de la Reina Victoria").
Retrato de la Reina Victoria de Thomas Sully y vestido para el Stuart Ball, piezas que forman parte de la exposición "Queen Victoria's Palace" (El Palacio de la Reina Victoria").Palacio de Buckingham

La responsable de esta transformación del edificio hasta convertirse en lo que hoy representa es la reina Victoria, una de las monarcas más queridas del Reino Unido a la que el país ha rendido este año numerosos tributos por cumplirse el 200 aniversario de su nacimiento. El último, la exposición “Queen Victoria’s Palace” (El Palacio de la Reina Victoria"), una muestra ubicada en Buckingham que abre mañana sábado y que “celebra” toda la labor que hizo la soberana en la edificación.

Así lo aseguró a Efe la comisaria, Amanda Foreman, que explicó que uno de los grandes logros de Victoria fue la “creación de un sentimiento de unidad nacional” y, para ello, utilizó el Palacio de Buckignham, vivienda a la que se trasladó a las tres semanas de proclamarse reina en 1837. Rediseñó y transformó este edificio y lo convirtió en un lugar donde el público podía ir y visitarlo, ir a fiestas, a bailes...”, señaló la experta.

La reina Isabel II de Inglaterra observa los retratos de la reina Victoria y el príncipe Alberto, en el marco de la exposición que celebra los 200 años de nacimiento de la reina Victoria, en el Palacio de Buckingham.
PUBLICIDAD

La muestra, repartida por tres salas del vasto recinto, recoge objetos, trajes, instrumentos y obras de arte que van desentrañando el paso por el lugar de la segunda soberana más longeva de Inglaterra, solo por detrás de su bisnieta la reina Isabel II. Victoria fue la primera reina que hizo del palacio de Buckingham su residencia oficial y lo convirtió, no solo en un emblema monárquico, sino en un cálido hogar familiar donde crió a sus nueve vástagos.

Pero el legado de esta reina va mucho más allá de lo meramente tangible. Victoria “utilizó su identidad para crear un nuevo lenguaje de soberanía y poder, uno basado en la familia, la responsabilidad, la lealtad, el servicio público, el patriotismo... y no en la militarización y la fuerza”, indicó Foreman. “Hoy en día, cuando pensamos en lo que hace un rey o una reina es lo que Victoria inventó, es su lenguaje de poder que se ha convertido en universal”, sentenció.

Sin embargo, para la comisaria la reina Victoria sigue siendo una “incomprendida” porque muchas veces se la representa como “una caricatura de sí misma, una mujer triste, siempre vestida de negro que nunca sonríe”. Y, aunque es cierto que fue una persona “triste” porque enviudó muy joven de su amado el príncipe Alberto con nueve hijos, “eso no le frenó de hacer cosas, por eso esta es una exposición sobre las cosas que sí hizo”, manifestó.

Una de ellas fue el salón de baile que, para la ocasión, ha sido equipado con un proyector digital que muestra a una serie de hologramas que bailan al son de la música de la época para enseñar cómo era uno de los habituales eventos. En la exposición, que abrirá sus puertas este sábado 20 hasta el próximo 29 de septiembre, también puede verse un comedor con la mesa puesta tal y como hubiera lucido en aquellos tiempos. “Desde que la reina Victoria llegó al poder, lo que ha pasado con el palacio de Buckingham es que la tradición de apertura, inclusión y traer a la nación a este lugar se ha hecho más y más fuerte”, enfatizó Foreman.

En un mundo en el que “demasiado a menudo” se devalúa lo que hacen las mujeres, no hay duda que esta es “una exposición feminista” para celebrar todo lo que hizo una mujer por la monarquía británica, agregó. Con todo, Foreman reconoció que no se puede calificar a la reina Victoria como una feminista porque sería algo “anacrónico”, dado que este es un término que no se utilizaba por aquel entonces. Sea como fuere, dos siglos después de su nacimiento, la reina Victoria y su palacio continúan siendo todo un referente en uno de los países más monárquicos del mundo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD