La cultura uruguaya volverá a escena el 3 de agosto tras parón por covid-19

La actividad cultural retornará el lunes 3 de agosto a Uruguay luego de que las autoridades aprobaran este jueves los protocolos, tras un extenso parón provocado por la llegada de la covid-19.

El local para conciertos La Trastienda, de Montevideo, es el sitio que ya está realizando conciertos cumpliendo con todos los protocolos.
El local para conciertos La Trastienda, de Montevideo, es el sitio que ya está realizando conciertos cumpliendo con todos los protocolos.Facebook, La Trastienda Montevideo

“Lo que hay es una apertura general de salas de espectáculos, eso incluye a cines, teatros, museos”, explicó a la prensa el ministro de Educación y Cultura de Uruguay, Pablo da Silveira.

La única actividad cultural que hasta el momento estaba habilitada era la musical, debido a que ya hubo conciertos en salas grandes con poco público y muchas medidas sanitarias. En este sentido, el ministro detalló que en el protocolo se establecieron las medidas sanitarias para el retorno y que, entre otras cosas, las salas deberán perder cerca de un 30 % de su aforo.

“Hay ciertas condiciones de distanciamiento que disminuyen la cantidad de personas que pueden estar en una sala, tienen que haber muchas butacas vacías y eso es un poco más complicado para las salas chicas que para las grandes desde el punto de vista de la viabilidad del espectáculo”, explicó.

Asimismo, señaló que, si bien reconoce que ha habido muchas protestas por trabajadores del sector debido al tiempo que llevó el retorno a las actividades, el gobierno ha tomado medidas para ayudar económicamente a las salas como las rebajas de tarifas o compras de entradas por anticipado.

Entre las medidas detalladas en los protocolos se destacan la capacitación de todo el personal, la limpieza frecuente de zonas donde accede tanto el público como los trabajadores y un procedimiento de limpieza que incluya productos, personas encargadas, registro de horarios, entre otras cosas. Además, se recomendará a las personas que integran la población de riesgo que no asistan a las instalaciones y los espectadores deberán sentarse “en filas alternas” separados entre sí por dos localidades vacías en ambos costados. También se tomará la temperatura al ingresar y será obligatorio el uso de mascarillas en todo momento.

Los únicos que estarán eximidos de utilizar tapabocas serán los artistas sobre los escenarios durante la actuación. Sin embargo, tendrán que mantener un distanciamiento físico entre ellos de por lo menos dos metros. “Aunque artísticamente sea necesario el contacto físico o un mayor acercamiento entre los intérpretes, el mismo no puede producirse: habrá que adaptar las puestas en escena para responder a este requisito inevitable”, sostiene el protocolo.

Desde que se decretó la emergencia sanitaria el pasado 13 de marzo Uruguay tiene 1.237 casos positivos de COVID-19 (235 cursando la enfermedad) y 35 fallecidos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD