Feminicidio en Hernandarias: Muere joven de 21 años tras ser baleada por su pareja

CIUDAD DEL ESTE. Minutos antes de las 15:00 de este sábado falleció Miguela Patricia Acosta (21) en el Pabellón de Traumas del Hospital Regional de esta capital departamental. La joven fue baleada alrededor de este mediodía presumiblemente por su concubino Fredy Adorno Prieto (26), quien se encuentra prófugo. El crimen ocurrió en el domicilio de la pareja localizado en el asentamiento Che Jazmín, del barrio Caacupemi de Hernandarias.

La vivienda donde se produjo el feminicidio en el barrio Caacupemi de Hernandarias.
La vivienda donde se produjo el feminicidio en el barrio Caacupemi de Hernandarias.gentileza

La víctima no soportó la grave herida en el rostro provocada por un disparo de arma de fuego y falleció en el Pabellón de Traumas, donde había sido trasladada desde el Hospital Distrital de Hernandarias precisamente por su estado crítico. A las 14:57 la madre de la víctima, Silvina Acosta, confirmó el deceso a la Policía.

Con la muerte de la joven, dos niños (uno de dos y otro de cuatro años) quedan huérfanos de madre.

Mientras que el supuesto autor del crimen Fredy Adorno Prieto, un mecánico de motocicletas, se encuentra prófugo y los agentes del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía están rastreando sus pasos.

Lea más: Tentativa de feminicidio en Hernandarias

El crimen se produjo a las 11:40 aproximadamente, en el interior de la vivienda donde residía la pareja.

Silvina Acosta dijo a la Policía que estaba en el domicilio cuando ocurrió el suceso. Dijo que la pareja mantuvo una discusión en una pieza por un asunto particular y enseguida escuchó un disparo de arma de fuego. Inmediatamente ingresó a la pieza y encontró a su hija tendida en el piso con una herida en el rostro.

Según informaciones recogidas por la Policía, no había antecedente de violencia conocido entre la víctima y el presunto victimario, quienes llevaban unos seis años de relacionamiento y tenían en común dos hijos.

Los agentes de Policía inspeccionaron la escena del crimen y no encontraron la vainilla servida del arma de fuego usada para el crimen, que aparentemente es un revólver 22. Los registros oficiales indican que el sospechoso por el feminicidio no estaba autorizado para portar arma de fuego.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.