Más de 900 bomberos luchan contra los incendios en el centro de Portugal

LISBOA. Cuatro bomberos resultaron heridos en el centro de Portugal, donde más de 900 operarios luchaban contra los incendios forestales, en una región montañosa donde el fuego mató a un centenar de personas en 2017. Uno de los bomberos heridos se encontraba en estado grave.

En total, en la operación participaban más de 900 bomberos, después de que se enviaran a 200 efectivos más, con el apoyo de 300 vehículos. El ejército anunció también el envío de refuerzos. Un pueblo fue evacuado y otros tres estaban amenazados en una zona montañosa muy boscosa en la región de Castelo Branco, 200 km al norte de Lisboa, según el balance de la Autoridad Nacional de Protección Civil. El vuelo de aviones y helicópteros antiincendios se interrumpió al caer la noche.

El Estado Mayor del ejército enviará a 20 militares y cuatro máquinas para “abrir vías con el fin de facilitar el acceso de los bomberos”, según el comunicado del ejército. Varias rutas nacionales fueron cerradas a la circulación. Los habitantes de la localidad de Cardiga y una playa fluvial “fueron evacuadas por precaución”, indicó Alexandre Penha, portavoz de Protección Civil. “La situación es compleja pues hay varios incendios en la misma zona y existe el riesgo de que se unan”.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, expresó su “solidaridad con los cientos de personas que luchan contra el flagelo de los incendios”, en un mensaje publicado en el sitio de la presidencia.

PUBLICIDAD

Estos incendios forestales avanzaban desde mitad de la tarde, atizados por violentos vientos, en tres frentes en zonas de difícil acceso. En 2017, una serie de devastadores incendios dejó 114 muertos en la misma región. Debido al calor y a las fuertes borrascas, seis regiones del centro y el sur de Portugal entraron el sábado en alerta máxima por incendio.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD