China quiere un ejército sobresaliente y acusa a EE.UU. de socavar la estabilidad

PEKÍN. China anunció este miércoles que pretende formar un ejército moderno y tecnológicamente avanzado, y acusó a Estados Unidos de socavar la estabilidad mundial en un contexto de fuertes tensiones entre Pekín y Washington.

Soldados chinos durante un desfile conmemorativo. Imagen de archivo, AFP.
Soldados chinos durante un desfile conmemorativo. Imagen de archivo, AFP.AFP

El gobierno chino publicó un documento, un libro blanco de la Defensa China, en el que da cuenta de la orientación del Ejército Popular de Liberación (EPL), el mayor del mundo, con dos millones de militares, y de las aspiraciones de Pekín.

“La rivalidad estratégica a nivel mundial se acentúa”, subraya el documento titulado “La defensa nacional de China en la nueva era”, que destaca que Estados Unidos ajustó su estrategia de seguridad y de defensa y tomó “medidas unilaterales”.

Washington “provocó e intensificó la rivalidad entre los principales países, aumentó de manera significativa sus gastos en defensa, reclamó capacidades suplementarias en los sectores nuclear, espacial, de la ciberdefensa y de la defensa antimisiles, y socavó la estabilidad estratégica mundial”.

PUBLICIDAD

La publicación del libro blanco llega en un contexto de relaciones tensas entren Pekín y Washington, a causa de una guerra comercial iniciada en 2018 y a desacuerdos en el dosier del Mar de China Meridional. China ha instalado armamento en los islotes que controla en ese mar, unos movimientos que, según Estados Unidos, amenazan la seguridad en la región. El EPL quiere reforzar su arsenal tecnológico, aunque subrayó que sigue “muy por detrás de los principales ejércitos del mundo” .

Los conflictos evolucionan hacia una “guerra inteligente”, según el libro blanco chino, que cita que cada vez se recurre más a la inteligencia artificial, a los datos o a la informática de la nube. Asimismo, el documento indica la determinación de China de “reprimir” el separatismo en Tíbet (oeste) y en Xinjiang (noroeste), un territorio con una importante población musulmana de etnia uigur.

El libro blanco también advierte que Pekín se mantendrá firme respecto a Taiwán, una isla de 23 millones de habitantes dirigida por un régimen rival de Pekín, a la que China considera como una de sus provincias. “China debe ser y será reunificada”, señala el documento, a lo que el Consejo de Asuntos Continentales (MAC) de Taiwán replicó que documento, que tildó de “absurdo”, no es más que un “pretexto para una expansión militar”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD