Argentina frena su desconfinamiento

BUENOS AIRES (AFP). Argentina decidió frenar la flexibilización del confinamiento al menos por dos semanas más, debido a un elevado número de contagios de covid-19 que hace temer una saturación del sistema de salud, anunció ayer el presidente Alberto Fernández.

“Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están”, dijo Fernández en una alocución a la ciudadanía.

Argentina registró el jueves un récord de 6.377 infecciones y 153 muertes en 24 horas. Con un confinamiento que comenzó el 20 de marzo y se flexibilizó parcialmente, hasta este viernes acumula 185.360 contagios, con 3.466 fallecimientos y 83.780 altas médicas.

Hay 1.076 personas internadas en terapia intensiva, con una ocupación de esos servicios que alcanza a 55,3% en el país y 64,5% en el área metropolitana de Buenos Aires.

La medida de aislamiento obligatorio se ha ablandado progresivamente y en el área metropolitana de Buenos Aires, donde se concentran más de 90% de los casos, estaba previsto pasar a una nueva etapa a partir del lunes, con la autorización para realizar algunos deportes individuales al aire libre y otras medidas.

PUBLICIDAD

Sin embargo, las autoridades optaron por no avanzar en el desconfinamiento e hicieron un llamado a la responsabilidad individual para evitar la expansión del virus.

Además de los servicios esenciales, se ha permitido la actividad de los comercios de barrio, incluyendo peluquerías, y el ejercicio de algunas profesiones de ejercicio independiente, como la abogacía. Pero están suspendidas las clases, los espectáculos artísticos y los campeonatos deportivos, y prohibidos los encuentros sociales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD