Pompeo alienta a Arabia Saudita a normalizar relaciones con Israel

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, alentó el miércoles a Arabia Saudita a reconocer a Israel, en lo que sería un impulso para el estado judío tras la normalización de relaciones con otros dos reinos árabes del Golfo.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU.
Mike Pompeo, secretario de Estado de EE.UU.MANUEL BALCE CENATA

Baréin, que coordina estrechamente su política exterior con Arabia Saudita, y los Emiratos Árabes Unidos firmaron el 15 de septiembre los llamados Acuerdos de Abraham con Israel en la Casa Blanca.

Al reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan, Pompeo dijo que el acuerdo “contribuyó en gran medida” a los “objetivos compartidos de paz y seguridad regionales”.

“Reflejan una dinámica cambiante en la región, en la que los países reconocen correctamente la necesidad de cooperación regional para contrarrestar la influencia iraní y generar prosperidad”, dijo Pompeo.

Y añadió: “Esperamos que Arabia Saudita también considere la posibilidad de normalizar sus relaciones. Queremos agradecerles la ayuda que han recibido hasta ahora en el éxito de los Acuerdos de Abraham”.

El príncipe Faisal bin Farhan, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí, y el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo durante su reunión en Washington, este miércoles.
El príncipe Faisal bin Farhan, ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudí, y el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo durante su reunión en Washington, este miércoles.

El presidente Donald Trump ha destacado la normalización árabe con Israel como un triunfo diplomático importante en su campaña por la reelección hacia los comicios del 3 de noviembre, ante su base cristiana evangélica que apoya ampliamente al estado judío.

Trump dijo el mes pasado que también esperaba que Arabia Saudita reconociera a Israel “en el momento adecuado”.

Los reinos del Golfo Pérsico han encontrado una causa común con Trump en su línea dura contra el rival regional Irán.

La administración estadounidense, a su vez, ha sido moderada al plantear preocupaciones de derechos humanos a los aliados árabes, incluso por el asesinato hace dos años del periodista estadounidense Jamal Khashoggi en un consulado saudí.

Pompeo dijo que Estados Unidos “apoya un sólido programa de venta de armas a Arabia Saudita”, y señaló que esto ayuda a “proteger a sus ciudadanos y mantener los empleos estadounidenses”.

En una acción controvertida que dio lugar a una investigación interna, Pompeo citó el año pasado una crisis con Irán para eludir al Congreso y adelantar ventas de armas por 8.000 millones de dólares a Arabia Saudita.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD