Demócratas aspiran a inhabilitar a Trump para ejercer futuros cargos

Donald Trump se convirtió en el primer presidente de EE.UU. en enfrentar dos “impeachment”, luego de que la Cámara de Representantes aprobara ayer el juicio político por “incitar a la insurrección” en la toma del Capitolio por sus partidarios.

DONALD TRUMP ENFRENTA UN SEGUNDO JUICIO POLÍTICO
DONALD TRUMP ENFRENTA UN SEGUNDO JUICIO POLÍTICOArchivo, ABC Color

WASHINGTON (AFP, EFE). La votación de ayer se saldó con 232 votos a favor y 197 en contra, con 10 republicanos sumándose a la bancada demócrata.

Este cargo contra el presidente republicano Trump desencadenará un juicio en el Senado, pero no se espera que la Cámara Alta se ocupe del asunto hasta después de que el demócrata Joe Biden sea investido como el 46° presidente de Estados Unidos el 20 de enero.

El proceso iniciado pretende obligar al Senado a someter a Trump a un juicio político que se desarrollará cuando Biden ya esté en el poder, y que por tanto no tendrá como principal objetivo la destitución del mandatario sino su posible inhabilitación para ejercer futuros cargos políticos.

Por su parte, Donald Trump, llamó a la calma y dijo que se opone a cualquier violencia; mientras el Congreso debatía su juicio político. “Ante las informaciones sobre más manifestaciones, insto a que NO haya violencia, NO se cometan delitos y NO haya vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que yo defiendo, ni tampoco lo que Estados Unidos defiende”, aseguró Trump.

Proceso

La Constitución de EE.UU. establece que el Congreso puede destituir al presidente (o vicepresidente, o jueces federales...) por “traición, corrupción u otros delitos y faltas graves”.

El procedimiento se desarrolla en dos etapas.

Si el presidente es formalmente acusado en la Cámara Baja, le corresponde al Senado organizar el juicio político. Al final de los debates, los 100 senadores votan sobre la acusación.

Se necesita una mayoría de dos tercios para aprobar una condena, en cuyo caso la destitución es automática y sin apelación. Si no se llega a los votos necesarios, el mandatario es absuelto.

Los senadores pueden votar después, con una mayoría simple, otras penas, como la prohibición de presentarse a un nuevo mandato.

Hubo tres procesos de juicio político en la historia de Estados Unidos, y todos acabaron con una absolución.

El presidente demócrata Andrew Johnson fue acusado en 1868. En 1998, el demócrata Bill Clinton fue procesado por “perjurio” por haber mentido sobre su romance con la pasante de la Casa Blanca Monica Lewinsky.

En diciembre de 2019, Trump fue acusado por “abuso de poder” y “obstruir el buen funcionamiento del Congreso”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD