El ente electoral venezolano, con nuevas caras y una misma fórmula

Caracas, 4 may (EFE).- Las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela fueron renovadas este martes por el Parlamento del país con la misma fórmula de hace más de quince años, pues, de las cinco nuevas caras, tres han tenido relación directa y abierta con el chavismo y dos con la oposición.

El nuevo quinteto que organizará y velará por los procesos electorales de los próximos siete años en el país está conformado por los chavistas Alexis Corredor Pérez, Tania D'Amelio y Pedro Calzadilla, y los opositores Enrique Márquez y Roberto Picón.

Dos de ellos son ampliamente conocidos en Venezuela por su militancia directa con los sectores políticos, como es el caso de D'Amelio, quien además fue rectora del CNE entre 2009 y 2020; y el de Márquez, quien fue primer vicepresidente del Parlamento entre el 2016 y 2017, período en el cual la oposición controló la institución.

Los nuevos rectores -elegidos entre 103 candidatos-, para asumir estos cargos, no deben militar en organizaciones políticas, según establece la Constitución.

El presidente de la comisión que evaluó los perfiles de todos los postulados, el diputado chavista Giuseppe Alessandrello, dijo que cada uno cumplía con los requisitos para aspirar a estos puestos.

De los demás rectores nombrados, Corredor Pérez destaca porque fue miembro de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) elegida en 2017 en medio de una ola de protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y que, además, estuvo conformada únicamente por chavistas.

El órgano quedó disuelto a finales del año pasado sin haber redactado una nueva Constitución, tal y como había prometido.

Calzadilla, por su parte, fue ministro de Educación Universitaria del Gobierno de Nicolás Maduro en 2014 y, en años anteriores con el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Entretanto, Picón fue asesor de la extinta plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que reunió a todos los partidos adversos a Maduro para las elecciones legislativas de 2015 en las que el antichavismo obtuvo una contundente victoria.

De los cinco integrantes del CNE, tres deben ser postulados, según la Constitución, por la sociedad civil, uno por las facultades de Ciencias Políticas de las universidades nacionales y uno por el Poder Ciudadano.

Los nuevos rectores fueron juramentados esta misma tarde al finalizar la sesión y ahora deberán encargarse de organizar los procesos electorales, incluidas las próximas elecciones a gobernadores.

UN CNE "IMPUESTO"

Al nombramiento de estos rectores reaccionó casi inmediatamente la oposición venezolana que dirige el exdiputado Juan Guaidó al rechazar que se imponga "unilateralmente el árbitro electoral".

La oposición liderada por Guaidó no reconoce al actual Parlamento e incluso lo considera "usurpador" porque fue elegido en unos comicios en los que se cuestionaron las garantías democráticas, debido a que, entre otros temas, se inhabilitaron a varios de los principales partidos adversos al Gobierno.

Por ello, la oposición que se agrupa bajo la figura del exdiputado ha insistido en que las acciones del nuevo Parlamento no deben tomarse como legítimas y considera que el "único" Legislativo válido fue el elegido en 2015, cuyo período culminó el pasado 5 de enero.

En el comunicado de la oposición de hoy para rechazar el nombramiento de los nuevos rectores, se señala que "el CNE, así como el resto de las condiciones electorales, deben acordarse para que todos podamos tener elecciones libres, justas y competitivas".

La oposición considera que se debe avanzar, "con el apoyo de la comunidad internacional", en "un gran acuerdo integral que le brinde las salidas que requiere nuestro pueblo, se retorne a al democracia y se tengan las garantías necesarias para hacerlo sostenible en el tiempo".

Ese acuerdo debe avanzar también para obtener un cronograma de elecciones, la llegada de ayuda humanitaria y "la libertad de todos los presos políticos", entre otros temas.

Por su parte, Guaidó dijo que la imposición de estos nuevos rectores puede "arrastrar a Venezuela a un desastre mayor" e insistió en el acuerdo.

Pero no todos los opositores están en la línea de Guaidó. El dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles consideró que el nuevo CNE es "un primer paso indispensable" para abrir caminos de cara a la democracia y reconstrucción política de Venezuela.

En su opinión, los dos rectores opositores "son parte de la mayoría de venezolanos" que quieren recuperar el "derecho a elegir de manera libre y transparente el futuro" del país.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD