Congreso Mundial de Arquitectos propone un modelo de ciudades pospandémico

Río de Janeiro, 22 jul (EFE).- El modelo de ciudades para el siglo XXI tiene que tener en cuanta los cambios climáticos y las necesidades de salud pública en un mundo pospandémico, concluyeron los participantes en el 27º Congreso Mundial de Arquitectos, que reunió hasta este jueves a unos 90.000 profesionales de 180 países.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Las recomendaciones para el desarrollo de las ciudades tras la revolución provocada por la pandemia de la covid en todo el mundo constan en la "Carta de Río", documento final de la cita trianual de arquitectos y urbanistas, que iba a ser realizada en la ciudad brasileña de Río de Janeiro en 2020 y fue aplazada precisamente por la crisis sanitaria y finalmente convertida en un encuentro virtual.

La "Carta de Río", con propuestas objetivas para un nuevo modelo de ciudad y de desarrollo urbanístico en el mundo pospandémico, fue presentada este jueves en la ceremonia de clausura del Congreso.

"En el momento en que la degradación del hábitat y el desperdicio de recursos ponen en riesgo la humanidad, la pandemia amenaza concretamente nuestra existencia", alertaron los arquitectos.

"La pandemia puso en evidencia, sobre todo, la relación de interdependencia entre las dimensiones política, económica, social, cultural y ambiental en la configuración de los territorios y de las ciudades, y la urgencia de políticas públicas incluyentes que den origen a la Ciudad 21, una urbe atenta a los cambios climáticos, los buenos espacios, la salud pública, la vivienda digna y la reducción de las desigualdades", agregaron.

Las propuestas incluidas en el documento fueron elaboradas a partir de directrices ya expresadas por la ONU, por la ONU-Hábitat, por la Unesco, por los Objetivos del Milenio y por la Nueva Agenda Urbana, explicaron los organizadores del congreso.

Los arquitectos y urbanistas consideraron la pandemia como un momento decisivo para repensar las ciudades.

Los participantes en el Congreso dijeron esperar que la "Carta de Río" tenga la misma fuerza que la "Carta de Atenas", publicada tras el Congreso Internacional de Arquitectura Moderna de 1933 y que influyó en el desarrollo de las ciudades europeas tras la pandemia de la gripe española y de la segunda guerra mundial.

"La Carta de Río no es sólo una declaración de principios, como suelen ser los documentos resultantes de congresos en todo el mundo. Ella trasciende para ser, de hecho, propositiva, y para proponer la construcción de un mundo mejor", afirmó el presidente del Comité Ejecutivo del Congreso, Sergio Magalhaes.

El vocero agregó que, como medida concreta, el Comité le enviará el documento a todos los alcaldes de las capitales regionales de Brasil para que las ideas puedan ser ejecutadas en el país.

Igualmente será presentado en la próxima Asamblea General de la Unión Internacional de Arquitectos (UIA), que suele contar con la participación de autoridades y líderes de varios países.

Según la "Carta de Río", las ciudades del siglo XXI deben reconocer y albergar "las diversas formas de producción de las ciudades, incluyendo las de las favelas y las periferias", y promover "prácticas que integren renta, genero y sexualidad, raza, culturas tradicionales e inmigrantes a la ciudad", entre otros aspectos.

Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil y que el año pasado recibió el título de primera Capital Mundial de la Arquitectura, fue elegida como sede del Congreso de Arquitectos de 2020 en una votación en la que derrotó a París y Melbourne.