Draghi reprocha a Salvini: "Invitar a no vacunarse es un llamamiento a morir"

Roma, 22 jul (EFE).- El primer ministro italiano, Mario Draghi, dijo hoy que animar a la gente a no vacunarse del coronavirus es "un llamamiento a morir", en respuesta a las posturas de su propio socio en el Gobierno, el ultraderechista Matteo Salvini.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

"Llamar a no vacunarse es un llamamiento a morir sustancialmente. No te vacunas, enfermas, mueres. O haces morir. No te vacunas, enfermas, contagias, él o ella muere", señaló en una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

Draghi, con su habitual tono drástico, respondió así a Salvini, uno de sus socios en el Gobierno de "unidad" que preside desde febrero, en el que están todos los partidos del Parlamento excepto la ultra "Hermanos de Italia".

El líder de la Liga, que hasta ahora ha rehusado vacunarse, cree que deben ser los mayores y la población de riesgo los que se inyecten el compuesto y no los jóvenes. "Me niego a ver a mi hijo de 18 años perseguido por una prueba o una jeringuilla", afirmó.

El primer ministro fue tajante y alegó además que sin vacunación "se debe cerrar todo de nuevo" y volver a los confinamientos.

"Nosotros sabemos que la vacuna está avanzando, sabemos también que gracias a la vacunación, las consecuencias para los ingresados en Cuidados Intensivos y en número de muertos son mucho menos serias de lo que hemos visto hasta hace cuatro meses. Y me paro aquí", zanjó.

En Italia ya se han suministrado más de 60 millones de dosis y 28,7 millones de personas han completado la pauta, el 53,17 % de la población mayor de 12 años.

Para contener el virus, que vive un importante repunte, aunque con cifras de fallecidos en mínimos, el Gobierno introdujo hoy la obligación de presentar el certificado sanitario para entrar en lugares de ocio y restauración.

Estos son bares y teatros, siempre que se consuma en mesa bajo techo, así como cines, teatros, exposiciones, museos o gimnasios, y la obligación entrará en vigor a partir del 6 de agosto.