La huelga de hambre en defensa del clima salpica la campaña electoral alemana

Berlín, 15 sep (EFE).- La huelga de hambre iniciada hace quince días por activistas contra la crisis climática ha salpicado la campaña para las elecciones generales alemanas del 26 de septiembre, después de que uno de los huelguistas tuviera que ser atendido tras perder el conocimiento.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

La salud de quienes participan en esa acción "preocupa al Gobierno alemán", indicó hoy el portavoz del Ejecutivo de Angela Merkel, Steffen Seibert.

"El debate en torno a la lucha contra la crisis climática es prioritario, cualquier propuesta es bienvenida. Pero por favor, no pongan en peligro su salud", indicó Seibert, en una comparecencia de rutina ante los medios.

La huelga de hambre de los activistas empezó hace quince días. Desde entonces está acampado en las inmediaciones de la Cancillería un grupo de unos quince jóvenes, repartidos en varias tiendas de campaña y con carteles pidiendo la "salvación del planeta".

Los acampados reclaman un debate centrado en la emergencia climática con los tres principales candidatos a las elecciones, el conservador Armin Laschet, el socialdemócrata Olaf Scholz y la verde Annalena Baerbock.

Uno de los huelguistas, un hombre de 27 años, quedó inconsciente y fue ingresado en una clínica. Tras recibir atención médica, el joven ha expresado a través de las redes sociales su intención de regresar al campamento para seguir con la huelga de hambre.

Los tres candidatos a la Cancillería han respondido hasta ahora a la llamada al diálogo comprometiéndose a abordar la cuestión tras los comicios y de manera personal, por separado y en privado.

La líder de los Verdes mantuvo la semana pasada una conversación telefónica con los huelguistas, indicaron hoy fuentes de ese partido, sin dar más detalles.

El movimiento ecologista "Fridays for Future" ha convocado para el viernes de la próxima semana, día en que cerrarán su campaña los principales partidos, una jornada de protesta global que se espera tenga especial impacto en Alemania, a dos días de esos comicios.