Dura crítica del Gobierno alemán a los ecologistas por bloquear un aeropuerto

Berlín, 25 nov (EFE).- El Gobierno alemán criticó hoy duramente la protesta de los activistas ecologistas de "Última Generación" que al irrumpir ayer en el recinto del aeropuerto de Berlín y bloquear la pista de despegue obligó a suspender durante aproximadamente una hora y media las operaciones de despegue y aterrizaje.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ministerio del Interior, Maximilian Kall, señaló que los hechos están siendo investigados ahora por las autoridades competentes del estado federado de Brandeburgo, entre ellos el de "interferencia peligrosa en el tráfico aéreo" que es, subrayó "un delito considerable".

Citó a la ministra del Interior, Nancy Faeser, quien afirmó en Twitter que bloquear el aeropuerto de Berlín es "una nueva escalada" y es "absolutamente inaceptable".

Agradeció a la policía federal por su "rápida y decidida intervención" contra quieren calificó de "delincuentes" y agregó que "estas acciones destruyen la importante aceptación social de la lucha contra el cambio climático".

Kall señaló que la ministra se expresó en estos términos porque "indiscutiblemente se trata de delitos" sobre los que se pronunciarán la policía y las autoridades competentes.

Por otra parte, señaló que cualquier tipo de protesta "está por supuesto protegida constitucionalmente y es absolutamente legítima" y que por lo tanto en Alemania se puede "protestar libremente y sin restricciones en cualquier momento" contra el cambio climático o cualquier otro tema.

Subrayó, no obstante, que "el límite de lo constitucional se sobrepasa cuando se cometen delitos" y ahí, dijo, es donde interviene la policía.

En este caso concreto "no estamos hablando de protestas, sino de delitos", agregó.

La protesta de los activistas medioambientales obligo a cerrar durante 90 minutos las dos pistas de aterrizaje del aeropuerto de Berlín, que se encuentran en el estado de Brandeburgo, lo que provocó retrasos incluso hora después del incidente, según informaron ayer las autoridades aeroportuarias.

Como consecuencia, quince vuelos tuvieron que ser desviados y aterrizar en Leipzig, Dresde y Düsseldorf, otros cinco no pudieron despegar del aeropuerto de Berlín y otros tuvieron que dar vueltas sobre el aeródromo.

Según el aeropuerto, se vieron afectados entre 3.000 y 4.000 pasajeros.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.