Una parroquia polaca ofrece reservas de oficios religiosos por internet

Cracovia (Polonia) 25 nov (EFE).- Una parroquia de la ciudad polaca de Poznán (centro) ha puesto a disposición de sus fieles una página web a través de la cual reservar bodas, bautizos, comuniones, misas y concertar citas para confesarse.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

Se trata de la primera iniciativa de este tipo en Polonia, un país donde la mayoría de la población, alrededor del 60 % según una encuesta estatal de 2020, es católica.

En la página web, un mensaje da la bienvenida a todos los visitantes y ofrece un menú donde se pueden reservar servicios religiosos de todo tipo, de manera que no sea necesario desplazarse hasta la parroquia para comprobar la disponibilidad de fechas y horarios.

Según Rafal Witkowski, el programador que se encargó de confeccionar la página, "este sistema es el futuro de la Iglesia", y además de proporcionar más comodidad a los fieles, simboliza la voluntad de la curia de mantenerse al ritmo de los tiempos.

Witkowski aseguró que "la Iglesia está dándose cuenta muy poco a poco de esto, quizás por tener al frente a personas de una generación que no percibe los cambios (de la sociedad)".

Pero, añade, "la introducción de la tecnología digital en el funcionamiento de la Iglesia es inevitable".

El padre Radoslaw Rakowski, párroco de la iglesia de Lacina, explicó a la prensa polaca que "todo empezó porque a la mayoría de la gente no le gusta acudir a oficinas para hacer papeleos" y, dada la burocracia que habitualmente envuelve a los trámites con la Iglesia, se comenzó a mandar expedientes, informes y certificados por correo electrónico a sus feligreses.

El sacerdote afirmó que la idea ha tenido muy buena acogida entre sus fieles, algo que quizás se debe a que la parroquia atiende a un barrio de nueva construcción, donde la mayoría de los residentes son jóvenes.

Cuando las restricciones por la pandemia del covid-19 estaban vigentes, el Gobierno polaco impuso límites de aforo en los templos y algunos sacerdotes optaron por ofrecer sus servicios de maneras poco ortodoxas para no perder el contacto con sus fieles.

Así, algunos curas comenzaron a atender servicios de confesión por parte de fieles que hablaban desde sus propios automóviles, mientras el sacerdote escuchaba e imponía penitencia sentado en una silla situada a un par de metros del coche.

La Iglesia polaca se enfrenta a un fuerte descenso en la asistencia a misa y atraviesa una crisis de confianza de la sociedad, y una encuesta encargada por un diario en 2020 concluyó que solo el 9 % de los polacos de entre 18 y 29 años tiene una visión positiva de esta institución.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.