Bolsonaro evalúa destituir a ministro de Educación

RÍO DE JANEIRO. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que su ministro de Educación, debilitado por disputas internas de poder, podría dejar el cargo en los próximos días. Esta sería la segunda baja en sus primeros 100 días de gobierno.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JVHRKETSJRH53I5UCJU5FYX3IQ.jpg

El ministerio comandado por Ricardo Vélez Rodríguez, un filósofo de origen colombiano identificado con causas ultraconservadoras, está prácticamente estancado desde mediados de enero por una serie de renuncias, polémicas declaraciones del propio ministro y, según especialistas, falta de proyectos en áreas prioritarias.

“Está bastante claro que no está funcionando. Es una buena persona, honesto, pero está faltando gestión”, dijo Bolsonaro el viernes durante un desayuno con periodistas en Brasilia.

La decisión sobre la permanencia o la destitución de Vélez se anunciará el próximo lunes, añadió el mandatario, que en febrero despidió al Secretario General de la Presidencia y coordinador de campaña de Bolsonaro, Gustavo Bebianno, tras revelaciones de un supuesto esquema de creación de candidatos “fantasma” en el partido oficialista.

PUBLICIDAD

Vélez, sin embargo, no se dio por enterado de que su futuro ministerial puede ser breve. “No tengo noticias de ello (...), No voy a entregar el cargo”, dijo por la mañana a periodistas.

Desde que asumió, Vélez despidió o vio renunciar a una quincena de funcionarios de puestos clave, como el secretario ejecutivo o su jefe de gabinete, debido a una pulseada entre dos sectores que según la prensa se disputan la influencia en el gobierno: el ala militar, que ocupa ocho de los 22 ministerios, y el ala “ideológica”, que tiene entre sus representantes al propio Vélez y al canciller, Ernesto Araújo.

La prensa sindica a Vélez y Araújo en la esfera de influencia de Olavo de Carvalho, considerado como el “gurú” del bolsonarismo, que sin embargo acusó este viernes a su presunto discípulo de “comportamiento traicionero”.

“No haré nada contra él, pero aseguro que no lamentaré si lo botan del ministerio” , escribió en Facebook Carvalho, que vive en Estados Unidos. Vélez se vio varias veces en el ojo de la tormenta por declaraciones polémicas.

Esta semana afirmó que los militares que gobernaron Brasil de 1964 a 1985 no dieron un golpe de Estado ni instauraron una dictadura, sino un “régimen democrático de fuerza” y que pretendía introducir “cambios progresivos” en los manuales para “rescatar una versión de la historia más amplia”.

El ministro tuvo que dar marcha atrás cuando pidió en febrero que en las escuelas públicas se filmase a los niños cantando el himno nacional y reverenciando la bandera brasileña. Y debió disculparse por afirmar que los brasileños, cuando viajan al exterior, se comportan como “caníbales” robando objetos en aviones y hoteles.

Especialistas en el área de educación critican su falta de experiencia en gestión. Vélez, de 75 años, estudió filosofía en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y teología en el Seminario Conciliar de la capital colombiana. Según su biografía divulgada por el MEC, continuó su formación filosófica en Brasil con posgrados en la Pontificia Universidad de Rio de Janeiro y la Universidad Gama Filho y se naturalizó como brasileño, después de 15 años en el país.

Fue docente en la Universidad Federal de Juiz de Fora (Minas Gerais, sudeste) , en universidades de Francia, Estados Unidos y Colombia, y como profesor emérito de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército, a cargo de la formación de oficiales superiores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD