Bolsonaro prepara decreto para “facilitar vida” de cazadores y coleccionistas

BRASILIA. El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, anunció este jueves que tiene preparado un decreto para “facilitar la vida” de cazadores, tiradores y coleccionistas de armas, que probablemente firmará la próxima semana.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/62FBM3TZZJEDXPDURPHL4REHTY.jpg

El mandatario, que acaba de cumplir 100 días en el poder, dijo en su ya tradicional directo de los jueves en su cuenta personal de Facebook que el texto del decreto “está listo” y que “dará de qué hablar” cuando sea publicado.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y líder de la extrema derecha en Brasil, es un ferviente defensor de la posesión de armas y en enero pasado ya firmó un decreto a través del cual facilitó su compra para civiles, cumpliendo así una de sus promesas de campaña.

El jefe de Estado comentó que para la elaboración del nuevo texto escucharon a personal del Ejército y de la Policía Federal, entre otros, y, aunque hubo cierto “choque de conflictos”, finalmente se decidió por llevar adelante la medida, la cual no detalló.

PUBLICIDAD

“Vamos a invitar a parlamentarios” para “mostrarles” y “firmar ese decreto que va a facilitar, y mucho, la vida, de esos coleccionistas, tiradores y cazadores”, afirmó.

Según el diario O Globo, después de ese primer decreto, el Ministerio de Defensa elaboró un documento en el que advirtió al colectivo de coleccionistas, cazadores y tiradores que su acervo armamentístico solo podía usarse para esas actividades y que continuaba prohibido como herramienta de defensa personal.

Por otro lado, Bolsonaro indicó que “otros decretos” relacionados con las armas “vendrán” más adelante y que también tiene pensado presentar un “proyecto de ley” sobre el tema, aunque no especificó nada.

“Pretendemos presentar un proyecto de ley, escuchando al diputado (Rogério Mendonça, más conocido como) Peninha”, dijo, haciendo referencia al parlamentario autor de algunos proyectos para revocar el Estatuto del Desarme, que entró en vigor en Brasil en 2003 y permitió una reducción tanto del número de armas compradas como de los homicidios.

Bolsonaro defiende que un mayor acceso a las armas por parte de la población civil garantiza “el derecho de legítima defensa”, una posición que ha sido duramente criticada por organizaciones de derechos humanos que advierten que cuantas más armas circulen, mayores serán los índices de violencia.

Brasil ha registrado en los últimos años una media de 60.000 muertes violentas al año convirtiéndolo en uno de los países del mundo más azotados por este problema. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD