Brasil avala extraditar a presuntos asesinos de Cecilia Cubas

La Procuraduría General de Brasil dio su aval a la inmediata extradición de los paraguayos Lorenzo González Martínez y Óscar Benítez, acusados del secuestro y asesinato en 2005 de Cecilia Cubas, hija del expresidente de Paraguay Raúl Cubas (1998-1999).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UYA2YEQXJNGANMO2V65ONVSJYA.jpg

RÍO DE JANEIRO. A González Martínez también se le relaciona en Paraguay con el secuestro en 2009 del empresario Fidel Zavala, liberado tras el pago de una suma de dinero.

El parecer en que el Ministerio Público pide la continuidad del proceso de extradición y la inmediata entrega del acusado al Estado paraguayo fue emitido por la procuradora general de la República, Raquel Dodge.

La extradición tanto de Martínez como de Óscar Luis Benítez, otro de los acusados del crimen, había sido autorizada el 13 de noviembre pasado por la Corte Suprema de Brasil igualmente tras el aval de la Procuraduría, pero el proceso fue paralizado debido a que el primero presentó una solicitud de refugio en Brasil.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública rechazó la petición de refugio en una decisión anunciada recientemente, según destacó la Procuraduría en un comunicado.

Además de solicitar la continuidad del proceso de extradición, la Procuraduría envió una notificación al Comité Nacional para los Refugiados (Conare) para que adopte las medidas necesarias ya que el proceso de refugio fue “definitivamente negado” por el Gobierno brasileño.

Los dos acusados del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas fueron detenidos en Brasil en noviembre de 2017, cuando fueron presentados como supuestos líderes de un grupo guerrillero, y su extradición fue solicitada un mes después por Paraguay.

El crimen contra Cecilia Cubas fue atribuido a un grupo criminal  del que posteriormente surgió el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), por lo que los dos solicitados en extradición son señalados como dirigentes de la organización.

Cecilia Cubas tenía 31 años cuando fue secuestrada el 21 de septiembre de 2004 cerca de su residencia en San Lorenzo, un municipio cercano a Asunción, por un grupo armado que interceptó a tiros su vehículo.

Su cadáver fue hallado cinco meses después, en una fosa cavada en una vivienda de Ñemby, y después de que su familia pagara 300.000 dólares por su liberación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD