Casas como prisiones

COSTA RICA. Paraguay participa de un certamen deportivo en este país. La inseguridad hace que las residencias se conviertan en verdaderas prisiones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QR5DTX6H65FPVDAZRLGWIPXXR4.jpg

Desde que llegamos a este país, Costa Rica, el más pequeño y caro de América Central, nos instalamos en San José, su capital, para asistir y llevarles todas las informaciones a través de Polideportivo Digital, en relación al "I Torneo Centroamericano y del Caribe de Fútbol Unificado de Olimpiadas Especiales - Costa Rica".

En el certamen participa la selección de Olimpiadas Especiales Paraguay (OEP), campeón de la Copa América "Dr. Nicolás Leoz" realizada en el año 2011. Paraguay es un país invitado.

Nos llamó la seguridad de las casas en los barrios humildes, como por ejemplo Desamparados y Guadalupe, donde se encuentran los escenarios de competencia: el "Cuty Monge" -donde se realizó la inauguración- y el "Colleya Fonseca".

PUBLICIDAD

Desde el Irazu Hotel & Casino, donde están ubicadas las 11 delegaciones deportivas hasta los escenarios mencionados, se deben recorrer unos 50 minutos. Por esos sectores recorridos, las casas prácticamente están enrejadas, con chapas y madera en los techos.

Consultamos entonces con Eduardo, nuestro guía, quien nos relató entre otras cosas:

"Costa Rica ha cambiado en los últimos años, la tranquilidad que dominaba el campo y las ciudades de este país se ha trocado en una creciente y preocupante inseguridad cotidiana. La frecuencia y gravedad de delitos que ponen en peligro la vida e integridad física de muchas personas y los que se cometen contra la propiedad, han acrecentado la zozobra de la ciudadanía".

"El vertiginoso ascenso de la delincuencia (incluyendo la juvenil), su agresividad y violencia, y creciente capacidad organizativa, han convertido a muchas casas en verdaderas prisiones, rodeadas de verjas y alambradas de hierro y acero; al mismo tiempo que crece el número de entidades privadas -muchas de ellas carentes del debido profesionalismo y ajenas a un imprescindible control estatal- que ofrecen servicios de seguridad a personas y empresas".

Los precios asimismo están por las nubes, no solo para los visitantes sino además para los que viven en este país, cuyo sueldo asciende a unos 500 dólares aproximadamente.

Este sábado, invitado por los organizadores (cena para medios de prensa y personas involucradas en la organización de este evento), asistimos a uno de los restaurantes tipo rodizio.

El precio por persona (no incluye la bebida) es de 50 dólares. Si uno quiere tomar un vino de buena marca, deberá abonar 45 dólares más. O sea que si uno va en pareja, debe estar preparado para gastar unos 250 dólares. Ojo, que no es un lugar de nivel.

La comida que sirven para los atletas no es abundante, entonces algunos, para reforzar el estómago, caminan unos 100 metros hasta un supermercado y hacen pequeñas compras. Hay quejas al hacer el cambio a guaraní con la moneda "Colón" de aquí.

En nuestro recorrido pudimos notar que el kilo de carne asciende a G. 40.000, que una gaseosa sale G. 10.000 y por un vino tinto chileno (que en Asunción se paga G. 45.000), aquí uno debe abonar G. 90.000.

Si uno es amante de la música puede comprar un CD de Tony Bennett en G. 110.000, un CD de Los Ángeles Negros (para ‘el viejazo’) en G. G.80.000. Y si uno quiere quedar bien llevando recuerditos, deberá abonar 7 dólares por un llaverito, 11 dólares por una bolsita de piedras, y para aquellos que "quieren hacer pinta" o disfrutar de un buen habano deben abonar 120 dólares.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD