Cocaleros piden renuncia de Morales en Bolivia

LA PAZ. Una protesta de cocaleros de la región de los Yungas (centro de Bolivia), apoyada por grupos de oposición, pidió este lunes la renuncia del presidente Evo Morales, lo cual el gobierno interpretó como un llamado a la desestabilización.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/QOJWHUNCG5EFZIGVG3QWN5UDQA.jpg

“La lucha ha empezado (...) de lucha sectorial vamos a pasar a una lucha nacional hasta que renuncie este gobierno, queremos verles en la cárcel”, dijo el secretario ejecutivo de los sindicatos de los Yungas, Tito Flores, en un discurso en la plaza San Francisco, en el centro de la capital La Paz.

El rector de la universidad pública de La Paz, Waldo Albarracín, llamó por su lado una movilización “hasta que este gobierno desista de estar en el poder” .

La concentración masiva coronó una marcha de unos 200 cocaleros desde La Asunta (en los Yungas) hasta La Paz, para demandar el cese de la erradicación de cultivos ilegales en la región, la libertad de su principal dirigente, Franklin Gutiérrez, y el castigo de los responsables de la muerte de dos labriegos en enfrentamientos con la policía.

PUBLICIDAD

Poco antes, en la misma zona, un policía murió y otros siete resultaron heridos en choques con cocaleros. “Si no cumplen (con esos pedidos) vamos a declarar lucha permanente contra el gobierno, con bloqueo de caminos” en todo el país, amenazó Flores.

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, aseveró que la protesta cocalera “ya se trastorna, porque en el fondo están buscando la desestabilización del gobierno del presidente Evo Morales” .

Morales surgió como líder de sindicatos cocaleros antes de irrumpir en la política.

Los cocaleros de los Yungas rompieron con Morales a causa de una ley que elevó de 12.000 hectáreas a 22.000 hectáreas la frontera de cultivos de la planta y benefició, según sus dirigentes, a pares del área de Chapare (centro), cuna política de Morales.

Cocarico desestimó negociar con cocaleros: “Aquí la disyuntiva es ¿vamos a concertar para duplicar las áreas de cultivo de coca en La Asunta? Significaría que de 22 mil hectáreas que tenemos en este momento, tendríamos que subir a 25.000 hectáreas solamente por el municipio de La Asunta”.

“Esta marcha está defendiendo cultivos ilegales de hoja de coca, cultivos excedentarios de coca, aquellos que están ubicados en la zona roja, ilegal”, criticó a su vez el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD