Dos heridos por disparos en tren de la Estación Central de Río

RÍO DE JANEIRO. Una mujer y un hombre resultaron víctimas de balas perdidas en el interior de un tren detenido en la Estación Central de Brasil, situada en el centro de Río de Janeiro, ciudad donde la seguridad está en manos de las Fuerza Armadas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZC42G6ZX2NBYLDYBAZVC5R7J7U.jpg

El incidente ocurrió en la tarde de este viernes, cuando las dos víctimas se disponían a salir de uno de los vagones del tren y recibieron los disparos, de origen desconocido y ya bajo investigación, señaló la Policía. La mujer, que fue tiroteada a la altura del tobillo, y el hombre, alcanzado en la rodilla, recibieron los primeros auxilios en la estación y fueron trasladados a un hospital cercano sin que se conozcan más detalles sobre su estado de salud.

“Estábamos dentro del tren, esperando salir y se escuchó un estallido, bien fuerte. En ese momento, ella sintió una cosa en la pierna y cuando miró para abajo, vio el pantalón con el tiro y saliendo sangra. Después, el chico que estaba sentado al lado también vio sangre escurriendo (de su pierna)”, relató la hermana de la mujer afectada, en declaraciones a TV Globo.

Según la operadora Supervia, el suceso no afectó a la circulación de los trenes en la que es la estación de ferrocarril más famosa de Brasil. La concesionaria indicó en una nota que “apura las circunstancias de lo sucedido y que está a disposición de las autoridades para contribuir con la resolución del caso”.

PUBLICIDAD

El estado de Río de Janeiro, cuya población se concentra mayoritariamente en la zona metropolitana de su capital homónima, sufre una grave ola de violencia desde la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016, que se agravó en 2017 y alcanzó su pico en este 2018. Ante este panorama, el presidente brasileño, Michel Temer, decretó el pasado 16 de febrero la intervención militar en el área de seguridad de Río dejando en manos del Ejército el control del orden público de la región.

Sin embargo, la presencia de las Fuerzas Armadas no se ha traducido en un descenso significativo en los índices de violencia y, de hecho, los tiroteos aumentaron un 36 % en los cuatros primeros meses de intervención, que terminará previsiblemente el 31 de diciembre de este año.

Solo el año pasado la violencia en todo el estado de Río, cuya población se concentra mayoritariamente en la zona metropolitana de su capital homónima, causó 6.731 muertes, entre ellas más de 100 policías y 10 niños alcanzados por balas perdidas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD