Historias desde Sudán del Sur, el país más joven del mundo

Sudán del Sur, el país más joven del mundo, sufre una crisis humanitaria ignorada por la comunidad internacional. Más de cinco años de conflicto ininterrumpido causaron estragos en la población civil.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SU55ZDSNVRA77KVTSLFNJZIEKM.jpg

Hay dos millones de desplazados internos y cientos de miles de personas se quedaron sin acceso a la salud, a los alimentos y al agua.

Médicos Sin Fronteras (MSF) trabaja en Sudán del Sur desde 1983. Más de 3.500 trabajadores de MSF sostienen proyectos regulares de atención médica gratuita y de calidad, y responden a una amplia gama de emergencias médicas, cuando éstas ocurren.

Poni Betty y Loidon son dos de los trabajadores locales que trabajan con MSF desde hace ya algunos años.

PUBLICIDAD

Poni Betty es mecánica en el taller de MSF en Yuba, la capital de Sudán del Sur. Es la única mujer de su profesión en todo el país. “Si un hombre lo puede hacer, una mujer también”, afirma.

Loidon, por su parte, es un partero que trabaja en la clínica de MSF en Pibor. Las mujeres suelen sorprenderse cuando lo conocen, pero a él no le importa, solo quiere ayudarlas a dar a luz de forma sana y segura.

Estas son sus historias.

Poni Betty, mecánica en Yuba

Loidon, un partero en Sudán del Sur

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD