Indulto a Fujimori reaviva "guerra" entre sus hijos

La anulación del indulto al expresidente peruano Alberto Fujimori reavivó la guerra entre sus hijos Keiko y Kenji, quienes se disputan el legado político de su padre.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WGWSNEKXHVGOHH4GNTXFZN4KFM.jpg

LIMA. La anulación del indulto al expresidente peruano Alberto Fujimori reavivó la guerra entre sus hijos Keiko y Kenji, quienes se disputan su legado político.

La Corte Suprema anuló ayer el indulto y ordenó que el exmandatario (1990-2000) vuelva a prisión luego de 10 meses de libertad, tras lo cual fue ingresado a una clínica de Lima, donde permanece este jueves.

A pesar de haber sido condenado a 25 años de prisión por crímenes contra la humanidad y corrupción, Fujimori siguió gozando de gran popularidad en Perú por haber acabado con el terrorismo de Sendero Luminoso y la hiperinflación. Ese legado se disputan sus hijos, pues ambos quieren ser presidentes.

La clínica se convirtió así en una suerte de gran teatro, donde los peruanos contemplan un drama shakesperiano, protagonizado por dos hermanos que lloran por la cancelación del indulto.

Es que la lucha fratricida entre Kenji (38 años) y Keiko Fujimori (43) parece una versión andina de “El rey Lear”, la tragedia de William Shakespeare sobre el legado de un monarca a sus herederos. En este caso la herencia es el capital político del fujimorismo, primera fuerza electoral de Perú.

El cisma en el fujimorismo se selló en junio cuando el partido que lidera Keiko -que domina el Congreso- consiguió quitarle su escaño parlamentario a Kenji, quien se opuso a la cruzada de su hermana para destituir al entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, quien renunció en marzo pasado.

Ambos hermanos, que podrían enfrentarse en las presidenciales de 2021, derramaron lágrimas tras la anulación del polémico indulto que Kuczynski le concedió a su padre, de 80 años, en víspera de la última Navidad.

Pero un antiguo abogado del expresidente de ancestros japoneses declaró que las lágrimas de Keiko llegaron tarde, pues fueron las propias acciones que ella emprendió por ambición política las que condujeron a la anulación del indulto.

La misma advertencia había hecho Kenji en mayo, cuando dijo que si el indulto era anulado, sería por culpa del partido Fuerza Popular de su hermana, que él mismo ayudó a fundar en 2011 y del que se marginó en febrero pasado.

El expresidente Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel como autor mediato (con dominio del hecho) de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, cometidas por el grupo militar encubierto Colina en 1991 y 1992, respectivamente, y por el secuestro de un empresario y un periodista tras el golpe de Estado que dio en abril de 1992.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.