La inflación en Argentina da signos de desaceleración

El índice de precios al consumidor de Argentina confirmó la tendencia en mayo a la desaceleración iniciada en abril, pero los datos oficiales dados a conocer hoy dan cuenta de que la inflación continúa siendo muy elevada en un país sumido en la recesión.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FRKTEZSTLBFMJB2SFRUQBMP2MY.jpg

BUENOS AIRES.  El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que los precios al consumidor subieron en mayo el 3,1% respecto de abril último, lo que muestra un ritmo de crecimiento menor al 3,4% registrado en el cuarto mes del año y al pico del 4,7% verificado en marzo. “La inflación volvió a bajar en mayo por segundo mes consecutivo. Creemos que eso es positivo”, destacó el presidente del Banco Central de la República Argentina, Guido Sandleris, quien reconoció que “3,1% es un número alto y queda mucho por hacer”.

Explicó que la inflación baja “lentamente” porque la economía argentina “tiene traslados a precios del tipo de cambio e indexación elevados” y, por ello, la “gran depreciación” del peso registrada en 2018 “generó un salto en la inflación importante que persistió en el tiempo”.

¿Ya lo leíste? Reeleción: Macri eligió compañero de fórmula

PUBLICIDAD

El otro factor que, a su juicio, hace que la inflación baje lentamente ha sido que en el primer trimestre de este año se han concentrado la gran mayoría de los aumentos de tarifas de los servicios públicos “y eso le dio un impulso adicional a la inflación”.

La alta inflación que registra Argentina se da en un contexto de recesión económica, con una caída en la actividad del 2,6 % en 2018, uno de los peores datos en años, y del 5,7 % en el acumulado de los tres primeros meses del año.

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD