Los últimos ataques terroristas con cuchillo

BRUSELAS. Un hombre agredió a soldados con un cuchillo el viernes en Bruselas al grito de “Alá Akbar” y fue abatido, en un ataque calificado de “terrorista” por la fiscalía, y otro fue detenido en Londres tras haber herido a policías frente a Buckingham.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JWNIDD4EV5HFXHVP3C7NYGXKYQ.jpg

Ambos ataques ocurrieron en un contexto de aumento de atentados yihadistas en Europa, horas antes de una gran manifestación por la paz el sábado en Barcelona, tras los atentados de Barcelona y Cambrils (noreste de España) que dejaron 15 muertos y más de 120 heridos el 17 y 18 de agosto.

“Pensamos que se trata de un ataque terrorista”, dijo a la AFP un portavoz de la fiscalía federal belga, en alusión al ataque de Bruselas.

El asaltante, contra el que los soldados abrieron fuego, “murió”, agregó. Había “gritado dos veces Alá Akbar” (Dios es el más grande, en árabe) al atacar a dos militares, uno de los cuales fue “levemente herido” .

PUBLICIDAD

El agresor, nacido en 1987, era un belga de origen somalí que tenía un domicilio en Brujas (noroeste), donde se llevó a cabo un registro durante la noche, indicó la fiscalía belga en un comunicado, que precisó que el hombre no tenía antecedentes vinculados con “actos de terrorismo” .

El ataque tuvo lugar poco después de las 20H00 (18H00 GMT) en un bulevar en pleno centro de la capital belga, cerca de la Gran Plaza, una de las zonas “sensibles” donde patrullan militares armados.

“Escuché gritos y justo después dos tiros”, contó a la AFP Yohan, que se encontraba en una terraza cercana al lugar del ataque. El testigo dijo que vio a “un militar sangrando en la mano y a un hombre en el suelo” que tenía barba y capucha.

PUBLICIDAD

En marzo de 2016, un doble atentado cometido por kamikazes que afirmaron pertenecer al grupo Estado Islámico (EI) dejó 32 muertos y más de 150 heridos en Bélgica, donde han ocurrido otras agresiones contra militares y policías desde entonces.

El 6 de agosto de 2016, un argelino residente en Bélgica atacó con un machete a dos policías, a los que hirió, en Charleroi (sur) al grito de “Alá Akbar” y luego fue abatido, en un ataque también reivindicado por el EI.

En Londres, la policía indicó el viernes por la noche que el hombre arrestado por el ataque delante del palacio de Buckingham estaba detenido en el marco del “Terrorism Act 2000”, la legislación antiterrorista británica.

El individuo, de entre 20 y 30 años, detuvo su auto hacia las 20H35 locales (19H35 GMT) cerca de un vehículo de la policía frente al palacio, donde no se encontraba la reina Isabel II, que está en su residencia escocesa de Balmoral.

“Los policías vieron que llevaba un cuchillo muy grande en el coche y procedieron a detenerlo”, según un comunicado de la policía británica. “Durante la operación de arresto, dos policías fueron levemente heridos en el brazo”. Fueron atendidos en un hospital, que abandonaron horas después.

“Las acciones rápidas y valientes de ambos agentes llevaron a que el sospechoso fuera detenido muy rápidamente”, indicó el oficial de policía Guy Collins. “Ninguna persona de los presentes tuvo ninguna interacción con el individuo en el lugar”, agregó.

Gran Bretaña se ha visto duramente golpeada por los ataques terroristas este año, con tres atentados reivindicados por el EI desde marzo. En Londres, asaltantes utilizaron en dos ocasiones un vehículo para embestir a los peatones antes de atacarlos con cuchillos, en marzo (5 muertos) y en junio (8 muertos). En mayo, un hombre se hizo explotar con una bomba artesanal a la salida de un concierto en Mánchester y causó 22 muertos.

En otras partes de Europa también se han producido otros ataques o presuntas tentativas de ataque recientemente. En Finlandia, un ataque con cuchillo, también clasificado como terrorista, dejó dos muertos y ocho heridos el 18 de agosto.

En Holanda, un concierto del grupo de rock estadounidense Allah-Las fue cancelado el miércoles por la noche en Róterdam a raíz de una información “concreta” recibida desde España sobre un proyecto de atentado. Con todo, existen dudas respecto a la autenticidad de esta amenaza, que podría tratarse en realidad de una broma, según la prensa holandesa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD