Manifestación de camioneros interrumpe tránsito entre Río y São Paulo

RÍO DE JANEIRO. Una manifestación de camioneros que piden mejores condiciones de trabajo interrumpió hoy parcialmente la principal vía de comunicación entre las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y São Paulo y provocó dos kilómetros de retención.

La protesta se produjo siete meses después de que una huelga de camioneros de once días paralizara totalmente a Brasil en mayo y generara una grave crisis de abastecimiento de alimentos y combustibles cuyos efectos demoraron varios meses en ser superados.

La concentración de camioneros sobre la Dutra este lunes comenzó hacia las 5:00 hora local (7:00 GMT) en el kilómetro 274 de la vía, lo que provocó que algunos vehículos tuviesen que volver en sentido a São Paulo.

A pesar de que los camioneros consiguieron paralizar la vía y llamar la atención, el tráfico se liberó rápido y a las 10:00 hora local (12:00 GMT) ya se había recuperado la normalidad de tránsito de la vía. Aparte de la congestión en ese punto de la pista, también se produjeron protestas en los kilómetros 92, 222 y 290, aunque en estos casos los manifestantes no llegaron a interrumpir el tráfico.

PUBLICIDAD

Las protestas ocurren después de que el magistrado Luiz Fux, miembro de la Corte Suprema, dejara sin efecto un acuerdo del Gobierno con los camioneros que paralizaron el país en mayo pasado y que eximió del pago de tasas a los transportistas que circulen sin cargas.

En la época las dos partes acordaron una tabla gradual de multas dependiendo del peso de la carga transportad por cada camión. La medida fue denunciada por inconstitucional y Fux decidió suspenderla mientras el pleno de la máxima corte estudia el mérito del asunto. La huelga de camioneros de mayo pasado en protesta por la subida de los precios del diesel paralizó el país durante 11 días y provocó una crisis de desabastecimiento que afectó negativamente a la economía brasileña.

La huelga, ocurrida entre el 21 y el 31 de mayo para exigir la reducción del precio de los combustibles, paralizó el transporte por carreteras en Brasil, medio más utilizado para el traslado de mercancías en el país, y bloqueó las vías.

PUBLICIDAD

Según estimaciones del Gobierno, causó un perjuicio en la economía del país de 15.900 millones de reales (unos 4.280 millones de dólares). 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD