Miles de mexicanos celebran multitudinaria misa por canonización de Juan Pablo I

MÉXICO. Unas 10.000 personas acudieron a la Basílica de Guadalupe en la capital mexicana para una misa especial por la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II, quien visitó en cinco ocasiones México ganándose el clamor de millones de católicos.

Agitando pequeñas banderas con los colores blanco y amarilla del Vaticano, los miles de feligreses festejaron, antes del inicio de la misa, la develación de una placa en honor de Karol Wojtyla, que con su frase “México, siempre fiel” selló su simpatía por este país, el segundo en América Latina con más católicos, reportó la radiodifusora Formato 21.

Después, el nuncio apostólico en México, Christopher Pierre, y otros representantes de la jerarquía católica mexicana, efectuaron una pequeña procesión en el atrio del recinto religioso encabezada por una réplica en cera de Wojtyla y reliquias del carismático papa.

La canonización de Juan Pablo II efectuada la madrugada de este domingo en el Vaticano, “es un acontecimiento extraordinario” dijo durante la misa el nuncio apostólico.

PUBLICIDAD

Pierre recordó la empatía que profesaba por México Juan Pablo II. Durante su pontificado (1978-2005) fueron restablecidas en 1992 las relaciones diplomáticas entre el Vaticano y el país latinoamericano.

La Iglesia católica rompió relaciones con México en la década de 1860, debido a las Leyes de Reforma que establecieron la libertad de culto, prohibieron ceremonias religiosas fuera de recintos religiosos y declaró al Estado mexicano laico.

Las celebraciones en la capital mexicana por la doble canonización iniciaron el viernes con un concierto en la Catedral Metropolitana, donde el sábado en la noche se realizó una velada de oración que se extendió hasta este domingo con la participación de cientos de personas.

El porcentaje de católicos en México cayó en la última década de 88% a 83,9% -casi 93 millones sobre un total de 112 millones de habitantes- admitió la arquidiócesis de México en un documento publicado en marzo de 2012.

No obstante, la canonización de Juan Pablo II fue tomada con amargura por víctimas de abusos sexuales de Marcial Maciel, fundador de la congregación ultra conservadora Legionarios de Cristo, porque consideran que su santificación tendría que haber esperado hasta investigar si Wojtyla encubrió o no al sacerdote denunciado oficialmente como pederasta ante el Vaticano cuando aún era papa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD