Pedofilia: arzobispo condenado apelará

SÍDNEY. El obispo católico australiano Philip Wilson, el más alto prelado cristiano en el mundo condenado por haber encubierto a un cura pedófilo, apelará la sentencia que recibió a 12 meses de reclusión domiciliaria.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UWLT23C4EZF2ZIBSMJBTMQCGOQ.jpg

Además, no tiene intención de renunciar al arzobispado de Adelaida, aunque se haya auto suspendido del cargo. Lo anunció el propio prelado, de 67 años, pese a las invitaciones renunciar formuladas por el primer ministro Malcolm Turnbull, el dirigente laborista opositor Bill Shorten y el premier de Australia del Sur, Steven Marshall.

Wilson fue condenado el martes por haber mantenido en secreto graves delitos: los abusos sexuales contra niños cometidos por el sacerdote James Fletcher ya en los años '70, cuando ambos servían en la diócesis de Maitland (Newcastle). 

Hay evidencias de que le avisaron varias veces en 1976 sobre las acciones de Fletcher, que murió en prisión a los 65 años en 2006, un año después de la condena a casi ocho años por nueve delitos de pedofilia cometidos entre 1989 y 1991.

PUBLICIDAD

El emitir la sentencia, el juez Robert Stone dijo que Wilson estaba motivado principalmente por el deseo de proteger a la Iglesia católica y que “no mostró remordimiento o contrición”.

“Son conscientes del requerimiento de que renuncie y lo tomé muy en serio. Sin embargo, tengo derecho a ejercer mis derechos legales y a seguir los procedimientos previstos por la ley. Puesto que tal procedimiento no está completo todavía, no tengo intención de renunciar en este punto. Si de todos modos mi llamado no tiene éxito, ofreceré de inmediato mi renuncia a la Santa Sede”, agregó.

La arquidiócesis de Adelaida no puede remover a Wilson del cargo, solo el Papa tiene la autoridad para hacerlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD